Reseña de casos: Otros feminicidios y asesinatos de mujeres en España en 2019

En este especial del Avance de datos de Feminicidios y otros asesinatos de mujeres en España del año 2019 compartimos las reseñas de los 43 casos de otros feminicidios y asesinatos de mujeres en España, más allá del marco de la pareja o expareja.
Con este relato aspiramos a contribuir a la memoria histórica de las mujeres asesinadas por las violencias machistas.

 

#NoLasOlvidamos

ADVERTENCIA: Este artículo describe de manera explícita contenido de violencia machista.

Feminicidios no íntimos (5)

1. Una joven es asesinada por el novio de su compañera de piso

16/01/2019. Miriam Vallejo Pulido, 25 años. Meco (Madrid, Comunidad de Madrid). Feminicidio no íntimo. Cifra no oficial.
El cadáver de Miriam, Mimí para sus amigos, de 25 años, fue encontrado con 90 puñaladas en un camino de Meco sobre las 20:50 horas del 16 de enero. Desde las primeras investigaciones se creía que el autor era alguien de su círculo cercano ya que ella estaba paseando a sus perros y estos no hicieron nada por defenderla. Durante unos días los medios de comunicación informaron de que los investigadores buscaban a una mujer como autora del crimen, lo que acabó descartándose con la aparición de más pruebas e indicios.
Seis meses después fue detenido el novio de su compañera de piso Celia, un varón que también vivía con ellas en un chalet en Meco. Sergio Sáez Medina, de 29 años, fue arrestado el 14 de agosto en la vivienda de sus padres, en Azuqueca de Henares (Guadalajara).
Los investigadores confirmaron que había ADN de Sergio en la sudadera que llevaba Miriam cuando fue asesinada.
Tras recibir la orden de ingreso en prisión provisional en agosto de 2019, la titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Alcalá de Henares acordó la libertad provisional y sin fianza con la medida preventiva de tener que comparecer semanalmente en el juzgado.
ID 1739.

2. Un hombre asesina a una mujer conocida con la que había contraído una deuda

08/05/2019. (Fecha de hallazgo del cadáver) Janet Jumillas, 39 años. Cornellá de Llobregat (Barcelona, Cataluña). Feminicidio no íntimo. Cifra no oficial.
Janet Jumillas tenía 39 años cuando desapareció el 13 de marzo de 2019. Los Mossos d’Esquadra no encontraron su cuerpo hasta el 8 de mayo, en la vivienda en Cornellà de Llobregat (Barcelona) en la que el victimario se había instalado hacía poco, en la calle Ramon Sala i Massaguer. La víctima deja dos hijos huérfanos, de 6 y 8 años. Estaba pluriempleada y cuidaba de sus padres, especialmente, su madre, diabética con un alto grado de dependencia. Los investigadores averiguaron que se encontraba en graves problemas para llegar a fin de mes: en su cuenta solo quedaba un euro y cobraba una pensión no contributiva de solo 24,50 euros.
Aitor García P., de 32 años y vecino de la localidad, tenía antecedentes por tráfico de droga y era un conocido de la víctima con el que al parecer tenía desencuentros económicos. Ese día, Janet tenía que hacer un trámite en las oficinas de Hacienda antes de ir a reclamarle una deuda a Aitor y comer con su sobrino en Viladecans. Su sobrino, el primero que se alertó de su desaparición, no sabía la parada que tenía que hacer en casa de Aitor, por lo que la búsqueda de la victima se ralentizó unos días.
Ya desde el principio era uno de los principales sospechosos para la Unidad Central de Desaparecidos, al reportar estar en lugares que no cuadraban con la geolocalización de su teléfono móvil. Finalmente, el victimario fue identificado cuando se le documentó fotográficamente deshaciéndose tres mochos de fregona impregnados de sangre de la víctima, en compañía de un segundo individuo. Ambos, visiblemente nerviosos, se deshicieron de bolsas de basura en contenedores mientras eran observados por los investigadores.
A fecha de su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza el 9 de mayo, se le imputaba un delito de homicidio y otro de ocultación del cadáver. Aunque intentó pintar la casa, los investigadores encontraron restos de sangre en las paredes. Se desconoce cómo fue asesinada Janet, los investigadores creen que el victimario usó un arma blanca, pero el esclarecimiento de los hechos se dificulta por la negativa del victimario a confesar el crimen.
Además de Aitor, autor material del crimen, consta un segundo detenido, Cristian K., de 23 años, acusado de un delito de encubrimiento, para el que el juez decretó la orden de puesta en libertad con cargos y medidas cautelares.
ID 1713

3. Un hombre degüella en un bar a una menor desconocida, después de que esta discutiera en la calle con su novio

21/05/2019. Mariona L. G., 17 años. Barcelona (Cataluña). Feminicidio no íntimo. Cifra no oficial.
Mariona L. G. tenía 17 años cuando fue degollada por Farid A., de 32 años y nacionalidad marroquí, el dueño de un bar en la Avenida Mistral en Barcelona, que la invitó a refugiarse en él tras una discusión con su pareja, Kike. Los vecinos aseguran que el bar no estaba abierto esos días o que lo hacía a horas extrañas.
Al parecer, los jóvenes discutían en la calle cuando Farid se acercó a la chica y la llevó al interior del local, para refugiarse de la discusión con su pareja. Allí, llevó a la joven al piso de arriba, donde la golpeó y la apuñaló en el cuello una decena de veces, tras atacarla por la espalda.
Farid salió tranquilamente del local y pasó por delante de la panadería donde había entrado la pareja de Mariona para llamar a la policía. Lo miró y siguió su camino. Estuvo huido una hora, durante la cual compró ropa de mujer en una tienda que dejó en el monumento de homenaje a las víctimas del atentado del 17 de abril en las Ramblas. Tras dejar atrás la bicicleta en la que había huido, se subió a un taxi y pidió al conductor de forma repentina que parara antes de bajarse. Entró en una farmacia para comprar unos geles y salió para meterse en el taxi. Fue entonces cuando su actitud extraña llamó la atención de unos agentes y fue detenido.
Tras pasar a disposición judicial y dar versiones contradicciones, recibió la orden de ingreso provisional sin fianza en la Unidad de Psiquiatría de Urgencias en el Hospital del Mar. Según las pruebas forenses, padece una grave esquizofrenia paranoide y en el momento de los hechos sufrió un brote psicótico que dejó sus capacidades intelectuales totalmente anuladas.
A la espera de la fecha del juicio, tanto Fiscalía como acusación particular piden 25 años de prisión para el hombre, acusado de un delito de asesinato.

4. Una anciana muere por falta de cuidados y desatención sanitaria en una residencia de mayores administrada por dos hermanos

07/07/2019. Nombre y apellidos no conocidos, 101 años. Soto del Real (Madrid, Comunidad de Madrid). Feminicidio no íntimo. Cifra no oficial.
La mujer, de 101 años, estaba internada en la residencia de mayores Arzobispo Morcillo de Soto del Real y murió en el Hospital Universitario de La Paz de Madrid por desnutrición y deshidratación.
El Hospital denunció el maltrato de la mujer en la residencia madrileña y la comisión antiviolencia del centro sanitario se puso en marcha en cuanto se diagnosticó que la mujer estaba “deshidrata y desnutrida”.
La Guardia Civil detuvo a los dos hermanos propietarios de la residencia de mayores Carlos Peñas Briones y Juan Braulio Peñas Briones por la muerte de la mujer. Ambos son presuntamente responsables y se les imputa un delito de homicidio imprudente, además de un delito de lesiones y otro contra la salud pública. El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Colmenar Viejo instruye la causa.
La residencia quedó clausurada por la Comunidad de Madrid al apreciar peligro para la salud de los ancianos y sus últimos 34 residentes la abandonaron en el mes de marzo de 2020.
ID 1742

5. Un joven con orden de alejamiento en vigor mata y descuartiza a una amiga a la que había intentado asesinar anteriormente en dos ocasiones

17/10/2019. Emilce, apellidos no conocidos, 18 años. Valdemoro (Madrid, Comunidad de Madrid). Feminicidio no íntimo. Cifra no oficial.
El cuerpo descuartizado de una mujer fue localizado en Valdemoro tras la denuncia de la novia del victimario, al que éste pidió ayuda para deshacerse del cadáver. El autor, Leonardo Valencia Jaramillo, de 27 años y nacionalidad colombiana, fue detenido cuando se deshacía del cráneo ensangrentado de la víctima en su vivienda, donde los agentes también encontraron parafernalia neonazi. El hombre, con rasgos psicopáticos y paranoides, confesó el crimen que dijo que se produjo porque la víctima se rió de su acento. Algunos medios aseguran que a los agentes que le detuvieron les dijo que se trató de un “accidente de tipo sexual”, ya que “la había asfixiado sin darse cuenta mientras practicaban sexo”. Sin embargo, no quiso desvelar la identidad de la víctima, por lo que los datos fueron cotejados con la base de datos de personas desaparecidas hasta que se la identificó. Se trataba de Emilce, de 18 años y vecina de la localidad, que fue a casa del victimario para comprarle unos ansiolíticos. El varón habría acabado con la vida de la joven en una de las habitaciones del chalet para después descuartizar el cuerpo en el salón.
Al parecer, algunas informaciones apuntan a que eran amantes, pero esta relación no está confirmada, por lo que el caso está clasificado como feminicidio no íntimo.
El joven pidió ayuda a su expareja, Celia M., española de 26 años, para deshacerse del cuerpo de Emilce: “Cuando me lo contó no me lo creí, pensé que me estaba poniendo a prueba. Además, deslizó comentarios como ‘podrías ser la próxima’. Me debatía entre el miedo y la incredulidad”, aseguraba más tarde la joven.
La expareja del victimario, detenida y puesta en libertad en relación con el crimen, fue la que dio la voz de alarma cuando el joven le pidió que la ayudara a limpiar el escenario del crimen. Las versiones de los medios son confusas los primeros meses hasta que se conocen algunos detalles de la violenta relación de Celia con el victimario: algunos se hacen eco del intento de matarla que perpetró el victimario a finales del 2018, primero estrangulándola y, más tarde, con un machete. La joven le denunció y constaba una orden de alejamiento en vigor cuando cometió el crimen de Emilce. Celia llegó a ser internada en prisión provisional comunicada y sin fianza acusada de un delito de encubrimiento. El Confidencial se hizo eco de su queja: “Yo no debería estar en prisión. No he hecho nada. ¿Estamos locos? Fui a denunciar que Leonardo había asesinado a una joven, y van y me meten en una celda. ¡Que fui yo quien se chivó de todo! ¡Que no he dejado de colaborar con las autoridades! Sin mi ayuda quizá no habrían descubierto el asesinato”. Con la investigación, se identificó a un amigo de Celia, Miguel Ángel, que corroboró su versión al asegurar que la joven le llamó inmediatamente después de hablar con Leonardo y que, ante la propuesta de Miguel Ángel de ir a buscar a Celia para ponerla a salvo, la joven se asustó: “No puede ser. Se lo va a tomar como que huyo de él y seguro que me mata”.
A su llegada a la casa, Leonardo le exigió que limpiara la sangre del baño, a pesar de las negativas de Celia. El miedo paralizaba a Celia, que subía por las escaleras con Leonardo detrás, que la siguió hasta el baño ensangrentado. Fue ahí cuando el joven le dijo: “Lo que hay en la bolsa es la cara de la chica que he matado, uno de mis trofeos”. En shock, Celia le reprochó: “No creo que hayas matado a nadie: Me niego a creerlo”. Él replicó: “Si quieres te enseño una cosa que te lo demuestre”.
El victimario recibió la orden de ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza en octubre de 2019 y en julio de 2020 se conoció la petición de la defensa de realizar una prueba pericial que determine si sufre una afección mental. Los médicos que le trataron hasta entonces no apreciaron indicios de trastornos, pero sí acreditaron el consumo de medicación psiquiátrica y de droga.
ID 1771

Feminicidios infantiles (1)

1. Un menor de 17 años degüella a su hermana de 14 años en la vivienda familiar

16/06/2019. Karoline Kaver, 14 años. Mataró (Barcelona, Cataluña). Feminicidio infantil. Cifra no oficial.
Karoline Kaver tenía 14 años cuando fue degollada en la vivienda familiar, donde se encontraba con su hermano Stefan, de 17 años, en el momento del crimen. La madre de los menores había viajado a Rusia, su país natal, los había dejado solos en casa durante su viaje pero se alarmó al ver que no contestaban.
Algunos medios informaron de que los investigadores contemplaban que el crimen fuera un ajuste de cuentas relacionado con el negocio de la madre, que ofrecía terapias psicológicas a parejas con problemas para tener hijos. La desaparición del joven se interpretó como un riesgo para su vida.
Sin embargo, tres meses después del crimen, Stefan fue detenido en Alemania, desde donde fue trasladado para ser puesto a disposición de la Fiscalía de Menores. Hasta la celebración del juicio, el menor se encuentra internado en un centro de menores, acusado del crimen. Al parecer, la investigación pronto mostró que el joven huía del escenario del crimen y ocultaba su autoría.
ID 1728.

Feminicidios familiares (22)

Relación del victimario con la víctima de feminicidios familiares en 2019

1. Un hombre asesina de un golpe en la cabeza a su madre, avisa a los servicios de emergencia y se atrinchera por dos horas en su casa

1. 11/01/2019. María Teresa Lapeña L., 73 años. Fuente del Ebro (Zaragoza, Aragón). Feminicidio familiar. Cifra no oficial.
María Teresa Lapeña L. tenía 73 años cuando fue asesinada por su hijo. A las 14:20 del 11 de enero de 2019, la Guardia Civil recibe el aviso de la médico del Centro de Salud de Fuentes de Ebro del hallazgo del cuerpo de María Teresa, muerta con signos de violencia en su vivienda de la calle Molinos de Fuentes del Ebro. Posteriormente, la enfermera que acompañaba a la médica comunica que había indicios que apuntaban a que la había matado su hijo, según informó la Guardia Civil.
El sospechoso, Julio Pérez Lapeña es un hombre de 43 años y, según las mismas fuentes, se trata de un paciente psiquiátrico que hacía tiempo estaba sin medicación. Él mismo fue el que avisó a los servicios de emergencias para comunicar que su madre estaba malherida en casa. Los servicios médicos que acudieron a la vivienda se encontraron con el cadáver de María Teresa. Al certificar que había fallecido, el hijo echó de casa al personal sanitario y se encerró en la vivienda junto al cadáver de su madre.
Al llegar a la vivienda, las patrullas de la Guardia Civil se encontraron a la médico y a la enfermera en el exterior. Indicaron que había rastros de sangre por diversas estancias de la casa y que el cadáver presentaba un fuerte traumatismo craneoencefálico que le había producido la muerte. El hijo de la víctima fue detenido, tras permanecer atrincherado durante más de dos horas en su casa, fue ingresado en un módulo psiquiátrico de seguridad, en un hospital de la capital aragonesa.
Vecinos destacaron que madre e hijo estaban siempre juntos, salvo cuando Julio Pérez se iba al campo. “Cambió mucho su forma de ser después de que su padre se muriera, ya labraba menos el campo”.
La fallecida había tenido una carnicería en la calle Morería junto a su hermana. Ahora, el negocio lo regentaba su hija y una sobrina.
El 24 de septiembre de 2020 el jurado del crimen de Las Fuentes emitió su veredicto, en el que consideró al acusado, Julio Pérez Lapeña, de 44 años, autor del homicidio de su madre Teresa Lapeña, de 73, el 11 de enero de 2019. Sin embargo, lo declaró no culpable, ya que le aplicó la eximente completa de enajenación mental.
ID: 1689.

2. Una anciana sufre un fuerte golpe en la cabeza tras una caída en su casa y muere por falta de atención médica cuando estaba al cuidado de su hijo

14/01/2019. Nombre y apellidos no conocidos, 82 años. Bilbao (Bizkaia, Euskadi). Feminicidio familiar. Cifra no oficial.
Una mujer de 82 años murió el 14 de enero tras sufrir una caída que le provocó un golpe en la cabeza. Los forenses concluyeron que la mujer perdió la vida por una “imprudencia grave” y que se podría haber salvado si hubiese sido llevada a un centro médico tras sufrir la caída. La celebración de uno de los goles más esperados del Athletic desencadenó un feminicidio en el domicilio de una familia en el número 34 de la calle Larrako Torre de San Ignacio en Bilbao. La mujer sufrió una caída cuando vitoreaba el tanto y se golpeó en la cabeza. Horas después fue encontrada muerta en su cama y la Ertzaintza detuvo a uno de sus hijos por omisión del deber de socorro y homicidio por imprudencia, según confirmó el Departamento Vasco de Seguridad. El hombre tiene 56 años y carece de antecedentes penales. Recientemente había sufrido un derrame cerebral que le ha afectado a sus facultades, indicaron fuentes vecinales. Tras pasar a disposición judicial, el arrestado quedó en libertad. La autopsia confirmó que la mujer había fallecido desangrada por el golpe en la cabeza tras una caída accidental.
La anciana vivía con sus dos hijos en un domicilio de la calle Larrako Torre del barrio bilbaíno de San Ignacio. El varón le curó la pequeña brecha y no consideró necesario trasladarla a un centro hospitalario. Sin embargo, a las tres de la tarde del lunes 14 de enero de 2019, extrañados porque la mujer no se levantaba de la cama, sus familiares entraron en el cuarto, donde la encontraron sin vida. La almohada estaba llena de sangre. La familia avisó a los servicios de emergencia alrededor de las tres de la tarde del lunes y un médico de familia confirmó que había fallecido.
Médicos forenses realizaron el levantamiento del cadáver y, tras informar al juzgado de guardia, se activó el protocolo de muerte sospechosa violenta. Agentes de la Policía Científica de la Ertzaintza recogieron evidencias durante varias horas el lunes por la tarde en el domicilio de la víctima. Finalmente, los especialistas concluyeron que la mujer había fallecido «por una imprudencia grave al no haber recibido el debido auxilio tras sufrir una caída el día anterior», según la nota del Departamento de Seguridad.
La fallecida tomaba un medicamento anticoagulante, lo que supuestamente provocó el fatal desenlace. Los forenses concluyeron que la mujer perdió la vida por una “imprudencia grave” y que se podría haber salvado si hubiese sido llevada a un centro médico tras sufrir la caída.
Así, agentes de la Ertzaintza procedieron a la detención de uno de los hijos de la fallecida la misma noche del lunes por imprudencia grave y omisión de auxilio.
El arrestado fue trasladado a dependencias policiales y el martes 15 de enero pasó a disposición judicial y se decretó su puesta en libertad.
ID 1862.

3. Un hombre que mantenía a su madre en estado de inanición y maltratada, la mata a golpes en la cabeza y en el tórax

21/02/2019. Eudivigi Botín Rodríguez, 68 años. La Palma (Canarias). Feminicidio familiar. Cifra no oficial.
Eudivigi Botín Rodríguez, de 67 años y conocida como Mary, fue asesinada por su hijo Germán Ortega Botín, de 40 años, en el piso de la Av. Enrique Mederos en Los Llanos de Aridane, municipio de La Palma en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, el jueves 21 de febrero de 2019. Ese mismo jueves, su hijo Germán alertó a los servicios de emergencias cuando su madre ya no respiraba. El médico que acudió a atender a la mujer se negó a certificar la muerte natural y por ello se activó el protocolo habitual para estos casos.
Las primeras diligencias de la Benemérita consistieron en interrogar al hijo de la fallecida, ya que fue la última persona que la vio con vida.
La autopsia determinó que Mary había muerto por culpa de los golpes que su hijo le propinó en la cabeza y en el tórax. Luego de asesinarla, el hombre intentó ocultar las pruebas físicas de la escena del crimen y manipuló el cadáver, todo el mismo día en el que avisó a las autoridades de la muerte de su madre. Se encontraron pruebas de su crimen en un contenedor de basura cercano a la vivienda. El hombre también intentó limpiar restos de sangre de otras habitaciones e incluso cambió la ropa que llevaban tanto él como su madre.
Germán, el hijo de Mary, fue detenido y acusado de un delito por homicidio y malos tratos habituales. La jueza rechazó la petición de libertad provisional que solicitó la defensa, debido al considerable riesgo de fuga existente del detenido. La familia de la anciana llevaba veinte días sin verla porque su propio hijo la mantenía aislada y se lo había prohibido. Además, el resultado de la autopsia mostró que el cuerpo presentaba evidentes signos de desnutrición y de malos tratos habituales. Tal como indica el forense, Mary no había ingerido ningún alimento durante los dos días previos a su muerte, presentaba fracturas en diversas costillas y un surco en el cuello, por lo que sufrió un intento de estrangulamiento, que no fue la causa de la muerte. Varios familiares directos de Mary declararon que su hijo es un hombre drogodependiente cronificado.
La anciana había denunciado por malos tratos a su hijo. Fuentes autorizadas del Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane declararon no haber tenido conocimiento de la grave situación de malos tratos continuados que soportaba la víctima, en la céntrica Avenida Enrique Mederos de Los Llanos de Aridane. Sin embargo la hermana y otros familiares de la víctima mostraron su indignación, e insistieron en que al menos en dos ocasiones, la última de ellas tres meses atrás del feminicidio, se pusieron en contacto con dos técnicos del departamento municipal de Asuntos Sociales.
Germán Ortega Botín podría ser condenado a una pena máxima de 15 años, sin perjuicio de que el delito que ha cometido pueda llegar a constituir el supuesto agravado de asesinato y que podría ser castigado con la prisión permanente revisable. Mary entraría en la concepción de víctima con un perfil de persona especialmente vulnerable, sometida a su agresor por temor y víctima de violencia doméstica, lo que también queda acreditado por la activación, al menos en una ocasión, del Dispositivo de Emergencia para Mujeres Agredidas, dependiente del Cabildo insular de La Palma.
ID 1698.

4. Un joven de 26 años asesina a su madre, la descuartiza en trozos que guarda en táperes en la nevera y se come partes de ella

21/02/2019 (fecha del hallazgo del cadáver). María Soledad Gómez, 66 años. Madrid (Comunidad de Madrid). Feminicidio familiar. Cifra no oficial.
María Soledad Gómez, de 66 años, llevaba desaparecida desde hacía un mes y los investigadores pensaron que se trataba de una desaparición por muerte natural o accidental. Llevando a cabo el protocolo de actuación, los agentes se dirigieron el jueves 21 de febrero al domicilio de la mujer en el piso situado en el primero C del número 50 de la calle Francisco de Navacerrada para comprobar si había algún tipo de problema. Cuando llamaron a la puerta, un joven de cara aniñada les abrió. “¿Está María Soledad en casa?”, le preguntó la patrulla. “Sí, mi madre está dentro”, contestó su hijo Alberto.
Una vez accedieron al domicilio, los agentes vieron que Alberto Sánchez Gómez, de 26 años, había asesinado a su madre María Soledad Gómez de 66 años y después la había descuartizado en minúsculos trozos que había ido almacenando en táperes. Los recipientes estaban distribuidos por diferentes espacios de la casa y que, según contó a los agentes, se había estado comiendo con la ayuda de su perro Coque.
Había restos de sangre secos por lo que se sospechó que la fecha del crimen podría haber sido entre dos y tres semanas antes del macabro hallazgo.
Alberto contaba con 12 antecedentes policiales por haber quebrantado la orden de alejamiento y haber maltratado físicamente a su madre. Muestra de ello eran las numerosas veces que la Policía se presentaba en el domicilio, según cuentan los vecinos, una vez cada tres semanas, ante la llamada de auxilio de su madre.
En los dos últimos años se había metido en el mundo de las drogas. También había sido ingresado hasta en tres ocasiones en un centro psiquiátrico por los brotes que sufría, aunque pocos días después pedía el alta voluntaria y volvía a casa de su madre. Solo vivían ellos dos en la vivienda familiar. Su padre, Jesús Miguel, ebanista de profesión a las afueras de Madrid, había fallecido hacía cinco años y su hermano mayor apenas pasaba por allí.
El 23 de febrero la magistrada titular de Juzgado de Instrucción número 7 de Madrid acordó prisión provisional comunicada y sin fianza para el acusado de matar a su madre. Se le imputa un delito de homicidio con el agravante de parentesco, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).
ID 1699.

5. Un menor de 16 años asfixia a su madre en una discusión, la esconde en un contenedor de su casa y huye a Bélgica

15/05/2019 (fecha de hallazgo del cadáver). Gloria Francisca Zavala Correa, 53 años. Palma de Mallorca (Mallorca, Islas Baleares). Feminicidio familiar. Cifra no oficial.
Gloria Francisca Zavala Correa, de origen ecuatoriano, tenía 53 años cuando fue asesinada por su hijo, que huyó con su novia y fue finalmente detenido en Bruselas. De acuerdo con el relato pactado por las partes, los hechos ocurrieron entre las tres y las cuatro de la tarde del 10 de mayo de 2019. En esa fecha, madre e hijo se enzarzaron en una discusión y forcejearon en el garaje de la vivienda, en el número 278 A de la Carretera Militar. El adolescente, P. A. Z., de 16 años, tiró a la mujer al suelo y la asfixió. El menor dijo no recordar si le tapó la boca con una toalla o se sentó encima de ella y negó saber la causa exacta de su muerte, asfixia según los forenses. De acuerdo con su versión, al descubrir que había fallecido se asustó y decidió ocultar el cadáver en un arcón del mismo garaje, temiendo que el novio de su madre regresara y descubriera lo ocurrido. El menor enrolló una toalla en la cabeza de su madre, cubrió el cuerpo con bolsas de plástico negras y lo tapó con una especie de baúl de plástico. Luego cerró por dentro con llave la puerta del garaje y colocó un candado para evitar que dos personas que guardaban allí sus motos pudieran acceder.
El chico convivió cuatro días con el cadáver. El 14 de mayo, cuando Gloria Zavala no fue a trabajar y saltaron las primeras alarmas, él y una amiga de la mujer acudieron a la Policía Nacional para denunciar su desaparición.
Fue efectivamente el novio de su madre quien halló el cuerpo sin vida de Zavala unas horas después de la denuncia de su desaparición, el 15 de mayo de 2019.
Para entonces, el chico y su novia, Judith, se habían marchado a Barcelona y desde ahí volaron a Bélgica. La chica no supo nada de lo sucedido hasta que, al ver una noticia en su teléfono móvil, le preguntó y él le confesó los hechos. El menor negó tajantemente que su entonces pareja participara en el homicidio.
La investigación de la Policía Nacional culminó con la detención de la pareja el 21 de mayo en un hotel de Bruselas y fue extraditada a España días después. Ambos ingresaron en un centro de internamiento por delitos de homicidio y estafa.
El 7 de septiembre de 2020, A. A. Z. de 17 años, fue condenado a seis años y nueve meses de internamiento. El menor se declaró durante el juicio autor de un delito de homicidio por la muerte de Gloria y admitió que la asfixió tras tirarla al suelo durante una discusión. Tanto él como su novia, Judith, también menor de edad y con quien huyó a Bélgica, fueron condenados por estafa al haber utilizado la tarjeta de crédito de otra persona para costear la fuga. La chica, que no estuvo implicada en el crimen, aceptó por este delito 10 meses de internamiento.
ID 1716.

6. Un hombre en proceso de divorcio asesina a tiros con una escopeta de caza a dos cuñadas y hiere a su suegra

10/06/2019. Lisette Fernández Jiménez, 35 años, Aranjuez (Madrid, Comunidad de Madrid). Feminicidio familiar por conexión. Cifra no oficial.
Lisette Fernández Jiménez tenía 35 años cuando fue asesinada por su cuñado. En torno a las 21:50 horas de la noche del 9 de junio, Juan Mendoza Jiménez, de 38 años, alias Juanín, se asomó al balcón de su vivienda y disparó contra su familia política. Lisette y Montse eran cuñadas de Juanin y estaban en el patio de su casa hablando con Consuelo, suegra del feminicida. Según los testimonios recogidos, el ataque a las mujeres realizado por Juanín es violencia machista, tras enterarse de que su exmujer, Celestina Fernández Jiménez, había empezado a salir con otro hombre tras su ruptura con él. Lisette, que había nacido con el nombre de Dolores, había terminado en marzo un contrato de un año como jardinera, dentro de un programa de inserción laboral de la Comunidad de Madrid. Con el último sueldo quería invitar a una “noche de chicas” a sus hermanas. Su coordinador, Manolo Muere, la recuerda muy trabajadora, dicharachera y amable con el resto de compañeros. Tenía 5 hijos.
Tras meses de discusiones entre la pareja, Celestina (Cele) y Juanín se habían separado hacía tres meses y estaban en proceso de divorcio. Las constantes discusiones y los malos tratos que él le infligía habían llevado a Cele a tomar la decisión. Así lo indicaron los vecinos de la pareja, que relataron que llamaron muchas veces a la Policía, pero ella no le denunció. Desde la ruptura, las relaciones del feminicida con su familia política no eran buenas, entre otras cosas, porque los culpaba de la separación. Todo empeoró al enterarse de que su ex, con la que se fugó cuando eran unos críos, había iniciado una relación con el hermano del novio (ambos payos) de una de sus cuñadas, Montse Fernández, de 23 años.
Juanín, entonces, se fue a vivir con sus padres, Rosario y Juan, al bloque de pisos que está ubicado entre las calles Victoria Kamhi y del Fresno de Aranjuez. La vivienda está situada en el número 4 de la calle de Victoria Kamhi, justo enfrente de la de sus suegros, que residen en el número 3. Allí planeó su venganza. «Cele, tu familia va a pagar que te hayas ido con un payo», había advertido en repetidas ocasiones a su ex pareja. Aprovechó que su exmujer se había ido a la playa con la persona con la que había decidido rehacer su vida.
El domingo por la noche estaban en el patio, cuando entre Juanín y su ex familia política comenzó una discusión.
Testigos presenciales han relatado que el primer disparo fue para Lisette, de 35 años. “Yo cuando me asomé al balcón, pensando que eran petardos, vi a Lisette con los brazos levantados gritándole algo a Juanin y entonces ella recibió un tiro en el pecho y el cuello que la tumbó al suelo”, relata una vecina.
Otros jóvenes que también presenciaron el hecho, y que aseguran ser primos lejanos de las víctimas, cuentan como cuando Lisette cayó al suelo, su hermana Montse fue corriendo a intentar protegerla. Entre ella y su madre, Consuelo, la empezaron a arrastrar hacia uno de los soportales del bloque para ponerla a cubierto. Fue en ese momento cuando ellas también resultaron heridas.
El presunto homicida, con una orden detención e ingreso en prisión por un delito de tráfico de drogas y al que le constaban numerosos antecedentes por ese hecho, junto a tenencia ilícita de armas -informaron desde la Jefatura Superior- se atrincheró en el piso media hora.
El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Aranjuez decretó prisión provisional comunicada y sin fianza para el hombre detenido el domingo 9 de junio por disparar contra tres mujeres, acusado de dos delitos de asesinato consumado, otro de tentativa de asesinato y un delito de tenencia ilícita de armas.
Tras declarar ante la jueza, el hombre ha sido trasladado a la cárcel madrileña de Valdemoro. El presunto homicida declaró que todo empezó con una discusión por una canción que sonaba en la radio. Según ha contado Juanín, primero disparó su cuñado Jesús y luego él respondió.
“Si yo disparo doce cartuchos, me cargo a todos los que había, no dejo ninguno, mi señoría”, declaró ante la juez.
El letrado Juan Manuel Medina, que representa a Consuelo, madre de las hermanas asesinadas y que además representa al marido e hijas de Montse, una de las fallecidas, pidió en su escrito de acusación dos condenas de prisión permanente revisable, una por cada asesinato.
Si no se materializa esa acusación solicita 30 años de cárcel por cada uno de los asesinatos con alevosía ya que las víctimas fueron tiroteadas de forma sorpresiva y “con intención de matar”. Así mismo pide que se le condene por la tentativa de homicidio de Consuelo, también herida, y por tenencia ilícita de armas.
ID 1724.

7. 11/06/2019. Montserrat Fernández Jiménez, 23 años, Aranjuez (Madrid, Comunidad de Madrid). Feminicidio familiar por conexión. Cifra no oficial.

10/06/2019. Lisette Fernández Jiménez, 35 años, Aranjuez (Madrid, Comunidad de Madrid). Feminicidio familiar por conexión. Cifra no oficial.
Lisette Fernández Jiménez tenía 35 años cuando fue asesinada por su cuñado. En torno a las 21:50 horas de la noche del 9 de junio, Juan Mendoza Jiménez, de 38 años, alias Juanín, se asomó al balcón de su vivienda y disparó contra su familia política. Lisette y Montse eran cuñadas de Juanin y estaban en el patio de su casa hablando con Consuelo, suegra del feminicida. Según los testimonios recogidos, el ataque a las mujeres realizado por Juanín es violencia machista, tras enterarse de que su exmujer, Celestina Fernández Jiménez, había empezado a salir con otro hombre tras su ruptura con él. Lisette, que había nacido con el nombre de Dolores, había terminado en marzo un contrato de un año como jardinera, dentro de un programa de inserción laboral de la Comunidad de Madrid. Con el último sueldo quería invitar a una “noche de chicas” a sus hermanas. Su coordinador, Manolo Muere, la recuerda muy trabajadora, dicharachera y amable con el resto de compañeros. Tenía 5 hijos.
Tras meses de discusiones entre la pareja, Celestina (Cele) y Juanín se habían separado hacía tres meses y estaban en proceso de divorcio. Las constantes discusiones y los malos tratos que él le infligía habían llevado a Cele a tomar la decisión. Así lo indicaron los vecinos de la pareja, que relataron que llamaron muchas veces a la Policía, pero ella no le denunció. Desde la ruptura, las relaciones del feminicida con su familia política no eran buenas, entre otras cosas, porque los culpaba de la separación. Todo empeoró al enterarse de que su ex, con la que se fugó cuando eran unos críos, había iniciado una relación con el hermano del novio (ambos payos) de una de sus cuñadas, Montse Fernández, de 23 años.
Juanín, entonces, se fue a vivir con sus padres, Rosario y Juan, al bloque de pisos que está ubicado entre las calles Victoria Kamhi y del Fresno de Aranjuez. La vivienda está situada en el número 4 de la calle de Victoria Kamhi, justo enfrente de la de sus suegros, que residen en el número 3. Allí planeó su venganza. «Cele, tu familia va a pagar que te hayas ido con un payo», había advertido en repetidas ocasiones a su ex pareja. Aprovechó que su exmujer se había ido a la playa con la persona con la que había decidido rehacer su vida.
El domingo por la noche estaban en el patio, cuando entre Juanín y su ex familia política comenzó una discusión.
Testigos presenciales han relatado que el primer disparo fue para Lisette, de 35 años. “Yo cuando me asomé al balcón, pensando que eran petardos, vi a Lisette con los brazos levantados gritándole algo a Juanin y entonces ella recibió un tiro en el pecho y el cuello que la tumbó al suelo”, relata una vecina.
Otros jóvenes que también presenciaron el hecho, y que aseguran ser primos lejanos de las víctimas, cuentan como cuando Lisette cayó al suelo, su hermana Montse fue corriendo a intentar protegerla. Entre ella y su madre, Consuelo, la empezaron a arrastrar hacia uno de los soportales del bloque para ponerla a cubierto. Fue en ese momento cuando ellas también resultaron heridas.
El presunto homicida, con una orden detención e ingreso en prisión por un delito de tráfico de drogas y al que le constaban numerosos antecedentes por ese hecho, junto a tenencia ilícita de armas -informaron desde la Jefatura Superior- se atrincheró en el piso media hora.
El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Aranjuez decretó prisión provisional comunicada y sin fianza para el hombre detenido el domingo 9 de junio por disparar contra tres mujeres, acusado de dos delitos de asesinato consumado, otro de tentativa de asesinato y un delito de tenencia ilícita de armas.
Tras declarar ante la jueza, el hombre ha sido trasladado a la cárcel madrileña de Valdemoro. El presunto homicida declaró que todo empezó con una discusión por una canción que sonaba en la radio. Según ha contado Juanín, primero disparó su cuñado Jesús y luego él respondió.
“Si yo disparo doce cartuchos, me cargo a todos los que había, no dejo ninguno, mi señoría”, declaró ante la juez.
El letrado Juan Manuel Medina, que representa a Consuelo, madre de las hermanas asesinadas y que además representa al marido e hijas de Montse, una de las fallecidas, pidió en su escrito de acusación dos condenas de prisión permanente revisable, una por cada asesinato.
Si no se materializa esa acusación solicita 30 años de cárcel por cada uno de los asesinatos con alevosía ya que las víctimas fueron tiroteadas de forma sorpresiva y “con intención de matar”. Así mismo pide que se le condene por la tentativa de homicidio de Consuelo, también herida, y por tenencia ilícita de armas.
ID 1725.

8. Una mujer es asesinada brutalmente por un sobrino segundo en su casa

17/06/2019. Petra P. M., 85 años. Cabezabellosa (Cáceres, Extremadura). Feminicidio familiar. Cifra no oficial.
Petra P. M. tenía 85 años cuando fue asesinada por un vecino del pueblo, Jorge Peña. un hombre de 37 años que era al parecer su sobrino segundo y que la amenazó violentamente antes de golpearla con una barra de hierro en la cabeza.
Fue el 16 de junio de 2019 a las dos de la madrugada cuando Peña se acercó a la vivienda de la mujer con la intención de consumir drogas, proporcionadas por Manuel, el hijo de la víctima. Cuando llegó y llamó a la puerta, respondió Petra, que recibió un empujón que la tiró al suelo. Peña fue en busca de la droga y, al no encontrar nada, volvió a la entrada. Petra le preguntaba qué buscaba cuando el varón reaccionó violentamente, arrancó el camisón a la mujer, pisó su cabeza y su cuerpo y le arrojó cascotes de hormigón encima. La anciana murió con un traumatismo craneal y facial que la desfiguró, fractura en la base del cráneo y hemotórax izquierdo severo.
Durante el juicio, el acusado aseguró que oía voces que le pedían que matara a la mujer y que tenía el diablo dentro por culpa de unas sesiones de vudú. Se confirmó también un consumo de drogas diario desde su adolescencia.
Finalmente, en octubre de 2020 la Audiencia Provincial de Cáceres le condenó a Jorge Peña a 20 años de prisión y 10 de libertad vigilada por el asesinato de la mujer. La sentencia le aplica las atenuantes de alteración psíquica y confesión, por lo que la defensa anunció que recurriría la sentencia al entender que el hombre debía ingresar en un centro psiquiátrico.
ID 1729.

9. Un hombre asfixia a su madre con la complicidad de su hermana, empotra el cadáver en un armario y cobra durante dos años la pensión de la víctima

19/06/2019 (fecha de hallazgo del cadáver). Ángela Yunta A., 88 años, Pozondón (Teruel, Aragón). Feminicidio familiar. Cifra no oficial.
Ángela Yunta Arroyo, de 88 años, vivía desde hacía más de una década en Pozondón (Teruel). Allí había llegado huyendo del ruido de Madrid junto a sus dos hijos, Pedro e Isabel Blasco Yunta, de 48 y 50 años de edad. Se había mudado hasta el municipio turolense tras vivir toda su vida en la capital. De allí era su marido, ya fallecido, y con el que había tenido a los dos hijos. Pedro trabajaba en el Ayuntamiento de Pozondón, encargándose de la jardinería y limpieza del pueblo. Mientras tanto, Isabel cuidaba a su madre, que sufría una discapacidad y tenía movilidad reducida. “Era muy tímida”, apuntan los vecinos. Debido a su avanzada edad, la mujer padecía ceguera, demencia y problemas de movilidad.
La familia no salía mucho de su casa. “Era gente reservada, muy suyos y de poco trato”, comenta un vecino. El martes 18 de junio, los hermanos fueron detenidos por la Guardia Civil, acusados de haber acabado con la vida de Ángela y haber escondido su cadáver en uno de los armarios empotrados de la casa del número 8 de la Calle de la Iglesia. Fue el recién llegado alcalde, Mario Cáceres, quien dio la voz de alarma, al echar de menos a la anciana en este pueblo de 45 habitantes. Además, Isabel y Pedro también están acusados de fraude a la Seguridad Social, ya que seguían cobrando la pensión de su madre y no habían notificado su fallecimiento a la Administración.
Fueron los vecinos los que echaron de menos a Ángela, a quien no veían ya pasear por sus calles empedradas. Ante sus denuncias, el alcalde puso en alerta a la Guardia Civil y comunicaron a los Servicios Sociales que algo le podía haber ocurrido a la mujer. El ayuntamiento se interesó por prestar ayuda social y médica a la familia de Ángela cuando empezaron a sospechar. Los hermanos no contestaban y si lo hacían era para rechazarlas.
Ángela se había esfumado. Pero, la excusa de sus hijos siempre era la misma: debido a su poca movilidad, era recomendable que no saliera mucho de casa.
El martes 18 la Policía Judicial descubría el cadáver de Ángela. Estaba
en un armario empotrado de su vivienda, que había sido tapiado con cemento. Llevaba ahí algo más de dos años. Sus hijos habían convivido con el cuerpo de la mujer durante todos esos años, siguiendo con sus rutinas y haciendo vida totalmente normal.
Ángela murió de forma violenta y su hijo Pedro confesó que fue él quien asfixió a su madre y que, junto con su hermana, decidieron ocultar el cadáver en un armario para seguir cobrando la pensión que percibía la fallecida.
El Juzgado de Instrucción n.º 1 de Teruel investiga el asesinato. La Fiscalía de Teruel ha pedido el 24 de julio de 2020 una condena de 16 años de cárcel para Pedro Blasco, el hijo de la mujer de 88 años. El Ministerio Público considera que Pedro fue quien asfixió con una almohada a la anciana y le imputa un delito de asesinato con alevosía. No obstante, esta parte solicita también que su hermana, Isabel Blasco, sea castigada con 8 años de prisión como cómplice del crimen, pues tendría conocimiento del mismo y habría consentido el feminicidio.
Además, el fiscal solicita para cada uno de ellos otros seis meses de prisión por fraude a la Seguridad Social, pues los dos hermanos habrían ocultado durante dos años el cuerpo de su madre en un armario de pared que luego tapiaron para seguir cobrando su pensión.
La Fiscalía aprecia la agravante de parentesco y la atenuante de arrebato u obcecación. Los dos hermanos, de 48 y 50 años de edad, declararon ante el juez que su madre, en cama desde hacía tiempo por problemas de movilidad, demandaba continuamente cuidados y atenciones debido a su delicado estado de salud a los que ellos no sabían cómo hacer frente. La defensa de Pedro Blasco estudiará su escrito de calificación. El juicio será, previsiblemente, por el procedimiento de jurado popular, sin que hasta la fecha haya sido señalado.
ID 1731.

10. Un hombre mata a su madre con una escopeta de caza y se suicida tras el crimen

13/07/2019 Julia P. B., 89 años. Casas de Benítez (Cuenca, Castilla La Mancha). Feminicidio familiar. Cifra no oficial.
Julia P. B. tenía 89 años cuando fue asesinada por su hijo. Juan J. M. P., de 56 años, disparó a su madre y luego se suicidó con la misma arma: una escopeta. Esta es la hipótesis de la Guardia Civil sobre el crimen ocurrido el sábado 13 de julio de 2019, a las 16:30, en un domicilio de Casas de Benítez, pequeño pueblo de 900 habitantes situado en el sur de la provincia de Cuenca.
En esa vivienda residían Julia, su hijo Juan y la esposa de él, aunque no ha trascendido si ella se encontraba dentro cuando ocurrió el crimen.
Pero esa es la conjetura con la que trabajaron los investigadores, que en la inspección ocular no han observado la ayuda de terceras personas. «La hipótesis inicial se centra en que el hijo dispara a la madre y después se suicida», indicó un portavoz de la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha.
Juan tenía una escopeta dentro de su casa, aunque en el pueblo dicen que no era un cazador habitual. A Julia, madre de otra hija, era frecuente verla caminando por la calle, en este municipio de la comarca de La Manchuela, ubicado a 105 kilómetros de la capital conquense.
ID 1737.

11. Una mujer muere tras una discusión con su padre, que no socorre a la víctima en una caída de esta desde el balcón

01/05/2019. Nombre y Apellidos no conocidos, 40 años. Granada (Andalucía). Feminicidio familiar. Cifra no oficial.
Una mujer de la que se desconoce su nombre, tenía 40 años cuando murió cuando intentaba huir por el balcón debido a que su padre la había encerrado urbanización de la calle Pedro Claret, muy próxima a Joaquina Eguaras, en la zona norte de la capital granadina. Allí, según han explicado vecinos testigos de los acontecimientos, la mujer cuidaba de su padre y de su madre, quienes eran ya mayores y necesitaban la atención de una tercera persona por sendos problemas de salud. Aquella mañana, tras una discusión entre padre e hija, que fue oída por los vecinos, el hombre la dejó encerrada en el balcón de la vivienda. Según los vecinos, los encontronazos entre padre e hija eran muy frecuentes. Posteriormente, la mujer se precipitó por el balcón de la tercera planta, quedando agarrada de la baranda y con el cuerpo hacia afuera, pero acabó cayendo al vacío. Los vecinos habían colocado una pequeña colchoneta en el suelo para amortiguar la caída de la mujer. Pese a ello, y tras ser evacuada inmediatamente a un centro sanitario de la capital granadina aún con vida, falleció más tarde a causa de las heridas sufridas.
Tras hallar indicios de una posible intervención del padre en la muerte de la mujer, fue detenido y se le retiró el pasaporte, aunque el titular accidental del Juzgado de Instrucción número 9 de Granada, el jueves 25 de julio de 2019 en funciones de guardia, decidió dejar en libertad con cargos al detenido y debe comparecer en un juzgado cada 15 días. Las dudas de esa acusación se ceñían en saber si la Policía Nacional acusaba al padre de haber empujado por el balcón a su hija. Sin embargo, los investigadores no centraron sus pesquisas en un posible empujón del padre hacia la joven. Más bien, las sospechas son otras. Los agentes sopesan que el padre pudo ayudarla para evitar que se precipitara desde esa tercera planta y presuntamente no lo hizo o, al menos, no hizo todo lo posible.
Los propios vecinos consultados apuntaron que la joven estuvo agarrada a la baranda del balón, con el cuerpo hacia fuera, un tiempo prudencial en el que los propios vecinos pudieron colocar una colchoneta abajo para amortiguar la caída. El padre se hallaba presuntamente en las inmediaciones del balcón o así al menos lo pudieron apreciar distintas personas que han declarado en sede policial.
La joven intentó salir por la puerta del piso y no lo consiguió porque supuestamente su padre lo impidió. Fue entonces cuando la joven intentó salir al exterior desde el balcón, pero cuando vio el riesgo ya solo tuvo tiempo de quedarse agarrada a la baranda. El padre estaba dentro del piso en ese momento. La joven cayó y después murió. Las nuevas pruebas que trata de recopilar el grupo de Homicidios serán determinantes para el esclarecimiento definitivo de este presunto homicidio. De momento, Policía Nacional ha optado por no facilitar información alguna sobre este suceso amparándose en que existe “secreto de sumario”.
ID 1740.

12. Un hombre de 44 años asesina a su cuñada con movilidad reducida, luego prostituye a una mujer y la acuchilla de gravedad

01/08/2019. Nombre y apellidos no conocidos, 58 años Yeles (Toledo, Castilla La Mancha). Feminicidio familiar por conexión. Cifra no oficial.
Una mujer residente en Yeles tenía 58 años cuando fue agredida por su cuñado. La mujer tuvo que ser evacuada al Hospital Virgen de la Salud tras recibir varias cuchilladas de un hombre que, afortunadamente, no pusieron en riesgo su vida y que tras recibir asistencia sanitaria fue dada de alta hospitalaria a las pocas horas.
Cuando la Guardia Civil acudió al lugar de los hechos alertada por la propia víctima, sobre las 9:15 horas, detuvieron al agresor pocos minutos después, un hombre de 44 años, en las proximidades de la vivienda en la que ocurrió la agresión, calle Capitán Pedro Orduña.
Los agentes se entrevistaron con la víctima, una mujer a la que un hombre había causado heridas en varias partes de su cuerpo con un cuchillo de cocina, de unos 25 centímetros, tras pasar la noche con él a cambio de dinero que el victimario trató de recuperar de forma violenta.
La gravedad de este hecho motivó que el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Illescas se hiciera cargo de la investigación.
Sin embargo, la sorpresa llegó horas más tarde, cuando sobre las 14:30 horas, desde el mismo municipio se pusieron en contacto con el teléfono de urgencias de la Guardia Civil, 062, para informar que en una vivienda de esta misma localidad había una mujer fallecida.
Inicialmente se desplazó hasta el lugar una patrulla de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil, la cual informó que esta persona presentaba evidentes signos de violencia, por lo que el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Illescas también se hizo cargo de la investigación de este caso.
La Guardia Civil comprobó que se trataba de una mujer de 58 años que vivía sola, poseía una enfermedad crónica y tenía movilidad reducida, por lo que recibía asistencia diaria, y que además tenía un vínculo familiar de segundo grado, era la cuñada, del hombre detenido horas antes por la agresión a la mujer prostituida.
Agentes del Laboratorio de Criminalística de la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) de la Guardia Civil de Toledo, realizaron una metódica inspección técnica ocular en esta vivienda y comprobaron que ninguno de los accesos de esta propiedad habían sido forzados.
Poco después la Guardia Civil halló el vehículo del detenido en las proximidades de esta vivienda y descubrieron en su interior una herramienta de grandes dimensiones, la de cambiar las ruedas de los coches, con restos biológicos de la fallecida.
Aunque se desconoce la hora concreta de la muerte de esta mujer, la investigación que maneja como móvil del crimen el económico, baraja que fue asesinada en la tarde del 1 de agosto, un día antes de que el detenido intentara asesinar a la segunda víctima.
Este hombre fue trasladado en la jornada del viernes 2 de agosto a dependencias del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Illescas, donde se instruyeron diligencias por un delito de asesinato y otro delito de homicidio en grado de tentativa, por lo fue puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Guardia de Illescas, el domingo 4 de agosto.
La titular de este juzgado, tras tomarle declaración, decretó el mismo domingo prisión provisional y sin fianza. Se le imputa de manera provisional un delito de asesinato y otro de homicidio en grado de tentativa.
ID 1749.

13. Un hombre arroja a su madre desde el cuarto piso de la vivienda familiar

23/08/2019. Alicia Zubiri Elizalde, 72 años. Pamplona (Navarra). Feminicidio familiar. Cifra no oficial.
Alicia Zubiri Elizalde tenía 72 años cuando fue asesinada por su hijo.
Después de mantener una discusión con su madre, Sergio García Zubiri, de 46 años forcejó con ella y consiguió llevarla hasta el balcón del domicilio al que se accedía por el salón de la vivienda. Desde la alameda se podían escuchar los gritos de la discusión procedente del cuarto piso del inmueble, del número 25 de la calle. Alicia Zubiri era muy conocida en la zona, ya que trabajó en la autoescuela Mariezcurrena, muy cercana al lugar de los hechos y de la que su marido (del que enviudó hace cuatro años), Jesús María García Mayor, fue socio de la empresa y profesor. La mujer estaba jubilada después de gestionar durante muchos años la parte administrativa de la autoescuela, en la que también trabajaba como recepcionista.
La mujer pedía auxilio y socorro e imploraba desde la ventana que alguien llamase a la Policía. Con “la indudable intención de acabar con la vida de su madre”, Sergio la empujó fuera del balcón, si bien no consiguió que inicialmente se precipitara, ya que la mujer se sujetó fuertemente a la barandilla. A pesar del esfuerzo realizado por no caer, el hijo “consiguió finalmente soltar a su madre, desasiéndole las manos de la barandilla a la que se encontraba agarrada, lo que hizo que la misma cayera al suelo”, a once metros de altura. A ninguno de los testigos le dio tiempo a reaccionar. Alicia falleció como consecuencia de la caída.
Ambos vivían en aquel piso, el domicilio familiar donde Alicia le había criado tanto a él como a sus otras dos hijas, de 43 y 38 años. Cuando llegaron los agentes detuvieron al hombre.
Sergio García fue llevado esposado a comisaría y después fue trasladado a la unidad de Psiquiatría del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN). Había vivido en Madrid, aunque después se mudó a la casa de su madre. Es ingeniero de Telecomunicaciones.
El joven fue puesto el domingo 25 de agosto de 2019 a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona.
El Ministerio Fiscal, la acusación particular y la defensa acordaron el 12 de noviembre de 2020 que Sergio, pamplonés de 47 años, que el 23 de agosto de 2019 mató a su madre, de 71 años, arrojándola desde un cuarto piso en el barrio de Iturrama, fuese internado en un centro psiquiátrico durante un periodo de 21 años. “Reconozco los hechos”, se limitó a decir en la vista oral el procesado, Sergio García Zubiri, tras la lectura del escrito de acusación por parte del representante del Ministerio Público.
Después de la admisión de la autoría y los hechos delictivos, las partes renunciaron a la práctica de la prueba y se limitaron a solicitar una sentencia en los términos acordados. De esta forma, se evitó la celebración del juicio con jurado popular, cuyo comienzo estaba señalado para el 16 de noviembre de 2020. Tanto las acusaciones como la defensa consideraron que en la conducta del acusado, concurre la eximente completa de responsabilidad penal de trastorno mental, por lo que no ingresará en prisión para cumplir condena, sino que será internado en un centro para someterse a tratamiento psiquiátrico.
ID 1753.

14. Un hombre mata de un escopetazo a quemarropa a su madre e intenta asesinar a su hermana 

05/09/2019. Josefa Puertas, 81 años. Puerto de la Torre (Málaga, Andalucía). Feminicidio familiar. Cifra no oficial.
Antonio, el hijo de Josefa (Pepi), una mujer de 81 años y de nacionalidad española, cometió el asesinato sobre las 13:00 horas del 5 de septiembre de 2019 cuando estaba con su madre en el domicilio que compartían en la calle Escritor Atienza Huertos de la barriada Puerto de la Torre. En un determinado momento se percató de la presencia de su hermana, que estaba en la puerta con su hijo de 10 años, con la que el acusado mantenía desde tiempo atrás, “relaciones extremadamente conflictivas” y la había amenazado de muerte si visitaba la casa. Cogió una escopeta de su propiedad, para la que tenía licencia dada su condición de cazador, se dirigió a la salida del inmueble y una vez en el exterior apuntó a su hermana al tiempo que le decía “te mato, hija de puta, que te voy a matar”. La hermana se introdujo rápidamente en su coche, que tenía allí estacionado, mientras su madre montaba a su nieto en el vehículo y luego trató de evitar que su hijo disparara al tiempo que le pedía que no la matara. La madre del procesado llegó a agarrar el cañón de la escopeta para impedírselo y se entabló un forcejeo entre ambos. A pesar de ello, el hombre efectuó un primer disparo con intención de matar a su hermana, aunque no llegó a alcanzarla. Una vez que la hermana estaba en el coche, el acusado se posicionó en la ventana del copiloto, la encañonó y trató de dispararle, sin conseguirlo. En el relato de hechos se explica que la madre estaba tirada en el suelo e intentaba incorporarse con dificultad debido a su avanzada edad, su sobrepeso y los problemas de movilidad derivados de haber sido operada de ambas rodillas. De forma repentina e imprevista, el acusado gritó “te vas, pues mato a tu madre”; se situó a su espalda, de modo que no pudiera hacer nada para defenderse o evitar el ataque y tras conseguir montar el arma, le efectuó un disparo a quemarropa en la cabeza que le ocasionó la muerte de manera instantánea. Antonio fue detenido minutos después por la Policía Nacional.
El feminicida trabajaba como vigilante de seguridad privada, aunque su gran afición era la caza. Así lo han relatado varios vecinos cercanos a la familia, que recuerdan que la relación del sospechoso con las armas viene de largo. En este sentido, han precisado que su madre Josefa tenía una armería como negocio, aunque acabó cerrándola y alquilando el local.
La vinculación con las armas del detenido es uno de los aspectos en los que se centra la investigación de los policías nacionales del Grupo de Homicidios. Fuentes consultadas han asegurado que Antonio tenía licencia para armas de caza y contaba con al menos tres escopetas registradas a su nombre, por las que debía reunir los diversos requisitos necesarios. Entre otros, las personas tienen que pasar un examen teórico y práctico, además de aportar un certificado expedido por un médico habilitado en el que se recoja que se reúnen las condiciones psicofísicas necesarias y un informe de conducta policial y de antecedentes. Un familiar del detenido aseguró en declaraciones a la prensa que Antonio tenía problemas mentales y que fue diagnosticado de esquizofrenia hace años. De hecho, aseveró que llegó a pasar por prisión en 1997 y que se le había retirado el permiso de armas. Sin embargo, según su relato, tras salir en libertad, con el tiempo, volvió a recuperar la licencia.
El detenido se enfrenta a una petición fiscal de prisión permanente revisable por asesinar a su madre, de 81 años, de un disparo a quemarropa en la cabeza el 5 de septiembre de 2019. El acusado también intentó matar a su hermana, por lo que el ministerio público pide que además sea condenado por un delito de homicidio en grado de tentativa a nueve años de prisión y orden de no aproximarse a ella, ni a su domicilio o lugar de trabajo, a una distancia inferior a 500 metros durante 19 años. Está acusado de un delito de asesinato con alevosía. Por el delito de asesinato, además de la petición de prisión permanente revisable, se pide libertad vigilada durante 10 años a ejecutar con posterioridad al cumplimiento de la pena privativa de libertad y que indemnice a los otros dos hijos de la víctima con 200.000 euros por los perjuicios morales causados.
ID 1756.

15. Un hombre de 41 años mata a su exesposa con un arma a bocajarro y luego asesina a las dos hemanas de la víctima, delante de sus hijos 

16/09/2019. Alba Boquete Jamardo, 27 años. Valga (Pontevedra, Galicia). Feminicidio familiar por conexión. Cifra no oficial.
El triple feminicidio fue cometido a las ocho de la mañana. Según fuentes de la investigación, José Luis Abet se presentó en la casa en la que Sandra vivía con sus dos hijos de 4 y 7 años después de hacer el turno de noche en una fábrica de aluminio próxima. Sandra se disponía a llevar a los dos pequeños al colegio y, al ver a su exmarido, se asustó y llamó a casa de sus padres que se encontraban a apenas cinco minutos en coche, en A Devesa (Campaña). José Luis mató primero a Sandra. Lo hizo con un arma corta y a bocajarro. A continuación asesinó a Alba, hermana de Sandra (23 años) y a María Elena, madre de ambas (59 años) que estaban en el jardín de la vivienda. Alba habría sido la que advirtió a la Guardia Civil de lo que estaba sucediendo antes de ser asesinada. Los niños lo vieron todo desde dentro del vehículo. A continuación el hombre se marchó del lugar del crimen huyendo a casa de sus padres en Ames, con los que residía desde su separación. Fue desde allí desde donde llamó a la Guardia Civil para confesar el triple crimen y fue también allí donde los agentes lo detuvieron y lo trasladaron al cuartel a Milladoiro.
ID 1758.

16. 16/09/2019. María Elena Jamardo, 59 años. Valga (Pontevedra, Galicia). Feminicidio familiar por conexión. Cifra no oficial.

(Para la descripción del caso, ver reseña anterior)
ID 1759.

17. Un hombre mata a su madre y conserva el cadáver en el piso que luego pone en alquiler 

22/09/2019 (Fecha de hallazgo del cadáver). María José, apellidos no conocidos, 67 años. Arenys de Mar (Barcelona, Cataluña). Feminicidio familiar. Cifra no oficial.
Los Mossos detuvieron la noche del domingo 22 de septiembre de 2019 a un hombre de 41 años acusado de matar a su madre a cuchilladas. El agresor, de nombre Yago, al verse descubierto, intentó huir por los patios interiores del bloque de pisos donde residía. Desde el día 11 convivía con el cadáver de su madre en el interior de la vivienda que ambos compartían en el bajo 1º del número 72 de la calle Doedes de Arenys de Mar.
La familia de la víctima llevaba días sin saber nada de su prima, directora de una empresa textil. Una vecina alertó que la mujer no había ido a trabajar. Tras la denuncia los Mossos fueron hasta el piso que madre e hijo compartían, en los bloques de pisos Mar Munt. El hijo, supuesto homicida, se había encerrado en el interior bajando todas las persianas. “Allí se confinó desde el 11 de Septiembre” con el cuerpo de su madre muerta en el dormitorio principal.
Un cerrajero reventó la cerradura, pero ante el hedor que emanaba del interior avisó a los Mossos. El ruido alertó al feminicida que intentó escapar pero finalmente fue detenido en la calle.
“Desde el día 11 María José no respondía al teléfono” explican los vecinos, por lo que suponen que la víctima habría muerto aquel día, lo que también explicaría la pestilencia que impregnaba la estancia por la descomposición del cuerpo de la mujer. En el barrio, Yago, al que le suponen unos 40 años, no era muy conocido. “Siempre solo, reservado y taciturno” sólo se le veía esporádicamente con su madre en el bar de al lado y otros bares donde acudía para ver los partidos del Barça.
No se le conocía trabajo alguno con la excepción de empleos esporádicos en una conocida panadería de la Riera. Los más allegados, explican que las discusiones con su madre eran habituales pero nunca nadie llegó a sospechar de un desenlace tan trágico. Los vecinos recuerdan que madre e hijo llegaron a Arenys desde Barcelona hacía unos siete años.
Poco después se supo que el joven vendía sus pertenencias a través de una plataforma por Internet. Cuentan que incluso mostró el piso que había puesto en alquiler con el cuerpo de su madre aún en una habitación. El 23 de septiembre por la noche, una comitiva judicial trasladó al detenido al domicilio de la calle Doedes, en el que realizaron una reconstrucción de los hechos por orden del juez que lleva el caso.
ID 1764.

18. Un hombre le corta el cuello a su madre durante una discusión e intenta huir después de llamar al 112 y confesar el crimen 

27/09/2019. Mercedes Cid, 75 años. Tortosa (Tarragona, Cataluña). Feminicidio familiar. El hijo de la víctima, un hombre de 34 años y de nacionalidad española, asesinó a su madre de 75 años el viernes 27 de septiembre de 2019 en un piso del barrio de Ferreries de Tortosa. Madre e hijo habrían mantenido una discusión previa y, finalmente, él le ha ocasionado una herida mortal en el cuello con un cuchillo. Hacia las dos y media de la tarde el hijo ha terminado llamando al teléfono de emergencias 112 para explicar que había matado a su madre. Cifra no oficial.
El barrio tortosí de Ferreries despidió la tarde del domingo 29 de septiembre de 2019 a Mercedes Cid, la mujer de 75 años que murió el viernes 27 a causa de la herida que le provocó su hijo al clavarle un cuchillo en el cuello, presuntamente después de una discusión. La mujer era muy conocida en el barrio y en los últimos meses siempre iba acompañada de su hijo, de 34 años, a quien no quería dejar nunca solo porque el hombre había tenido problemas graves de adicciones. Los vecinos acostumbraban a verlos a menudo haciendo la compra o bien en el casal de jubilados. A veces, también acompañados por el padre del feminicida y marido de la víctima, que justo el viernes no se encontraba en casa, en el momento de los hechos. Los tres vivían en un piso de la calle Padre Vicent Fabregat.
Ese mismo domingo 29 de septiembre, el juez ordenó prisión provisional comunicada y sin fianza para el hombre acusado de matar su madre. Así lo comunicó el juzgado de instrucción número 2 de Tortosa. Madre e hijo habrían mantenido una discusión previa y, finalmente, él le ocasionó una herida mortal en el cuello con un cuchillo. Hacia las dos y media de la tarde, el hijo acabó llamando al teléfono de emergencias 112 para explicar que había matado su madre. De hecho, cuando los servicios sanitarios llegaron al lugar de los hechos, la mujer ya estaba muerta. Los Mossos d’Esquadra detuvieron al hombre, que había huido a un cañar en el borde del río, puesto que la casa se encuentra junto al paseo del Ebro.
ID 1766.

19. Un joven asesina a puñaladas a su hermanastra durante una discusión

19/10/2019. María del Valle G. R., 44 años. Valencia (Valencia, Comunidad Valenciana). Feminicidio familiar. Cifra no oficial.
Iván, el joven detenido el 19 de octubre de 2019 por la muerte de su hermanastra en la vivienda que ambos compartían en Valencia, asestó numerosas puñaladas a la víctima después de que se iniciara una discusión entre ambos, a eso de las 16:30, cuando la mujer -María del Valle, de 44 años-, intentara cambiar de canal y rompiera la tele en la que su hermanastro estaba viendo el partido entre en Valencia y el Atlético de Madrid en su habitación.
Días antes Iván y Valle ya habían protagonizado otra fuerte discusión después de que la mujer rompiese otro aparato de televisión también mientras su hermanastro la estaba viendo en el salón de la casa.
La víctima padecía un trastorno mental diagnosticado mientras que el presunto asesino ya había sido arrestado el pasado agosto por otra agresión contra su hermanastra.
Iván fue detenido el sábado 19 de octubre de 2019 por la tarde después de que él mismo comunicase al 112 que había acabado con la vida de su hermana en una vivienda situada en el número 29 de la avenida Ausiàs March de Valencia. El hombre, de 31 años, confirmó ante los agentes que había sido él el autor de la muerte de Valle, provocándole múltiples heridas con un cuchillo de cocina. Según su declaración, ella también había intentado agredirle a él con otro cuchillo. El detenido ingresó en prisión el 22 de octubre por orden del juez de Instrucción número 5 de Valencia. La decisión del magistrado se produjo después de escuchar la confesión de Iván, examinar el atestado instruido por el grupo de Homicidios de la Policía Nacional de Valencia y atender a la petición del fiscal, que pidió prisión comunicada y sin fianza para el supuesto homicida.
La madre de Iván y Valle residía habitualmente en el piso en el que ocurrió el suceso, aunque varios vecinos aseguraron que varios días antes del crimen había abandonado la casa harta de las fuertes discusiones entre sus dos hijos. La casa, según señaló un vecino, es propiedad de Iván pero su hermanastra y su madre se trasladaron hace años a vivir allí con él.
ID 1772.

20. Un joven de 17 años mata a su madre a puñaladas y la esconde dentro de una maleta, en un armario de su vivienda 

4/11/2019 (*fecha de hallazgo del cadáver). Minaene Franco, 36 años. Foz (Lugo, Galicia). Feminicidio familiar. La víctima llevaba sin vida al menos desde el sábado 2 de noviembre, cuando el hijo de la víctima, un menor de 17 años, fue visto ensangrentado en un parque de la zona. Una amiga alerta a la Guardia Civil de que Minaene no contesta a sus mensajes y, al llegar a la casa con una orden judicial, el cuerpo ensangrentado de la víctima se localizó en el interior de una maleta. La víctima fue atacada con un arma blanca. Cifra no oficial. 
El viernes por la noche del primer día de noviembre de 2019, Minaene Franco corrió a descolgar el teléfono para llamar a la Guardia Civil. La discusión que acababa de tener con su hijo la había atemorizado de tal modo que decidió avisar a los agentes de que el menor había intentado pegarle. Él no se lo perdonó. Al día siguiente acabó con la vida de su madre.
Minaene Franco, de origen brasileño, tenía 37 años, la encrespada melena teñida de rojo, rizado el cabello, y hacía dos que vivía en una casa en el nº 3 de la calle Costa do Castro en el centro urbano de la localidad de Foz, Lugo, con su hijo de 17 años de edad, Kairon V.F.
El joven se tomó mal la llamada realizada por su madre a los agentes de la Guardia Civil, a modo de alerta, que vivía asustada por su comportamiento, por sus amenazas y por las continuas peleas, motivadas casi siempre por el joven, que la terminaron por desquiciar. El sábado 2 de noviembre por la noche comenzaron a pelear de nuevo. El joven la asesinó esa noche a puñaladas con un cuchillo.
El feminicida escondió el cadáver de su madre dentro de una maleta en un armario, en el piso situado en la calle Rosalía de Castro, donde vivían madre e hijo. Al ser detectado el lunes siguiente deambulando por el centro de la ciudad, a varios vecinos le saltaron las alarmas.
Minaene llevaba 14 años viviendo en España, y tan solo dos que se había asentado con su hijo en ese pueblo costero de Lugo, a orillas del Cantábrico, donde apenas residen 10.000 habitantes. Ambos, madre e hijo, contaban con la nacionalidad española. Antes había vivido en Burela y en Ribadeo. También, mucho tiempo antes, en Italia.
En su periplo por distintas ciudades del norte de España había trabajado como camarera. Ahora era alumna del Ciclo Superior de Dirección de Cocina del instituto de Foz. El mismo al que su hijo asistía para cursar estudios de Educación Secundaria y Bachillerato. “Él siempre peleaba con su madre”, explica un amigo de la fallecida. Kairon fue detenido durante la mañana del lunes siguiente al crimen, como acusado y presunto autor de la muerte de su madre.
Un vecino del centro de Foz fue quien alertó a los agentes. Encontró al joven perdido, en un parque del centro de la localidad, sangrando por la mano. El vecino preguntó al joven qué le había pasado. Él dijo que “había hecho algo”, y que luego había corrido hacia el centro de salud para que le curasen las heridas.
La jueza de Menores de Lugo decretó el 5 de noviembre el internamiento en régimen cerrado, en un centro de menores del adolescente de 17 años, acusado de matar a cuchilladas a su madre Minaene Franco, en la localidad luguesa de Foz. La medida fue solicitada por la Fiscalía de Menores tras oír la declaración del joven en sede judicial y en base también a las pruebas aportadas por la Guardia Civil, que se ha hecho cargo de la investigación del crimen. Los forenses practicaron en el Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA) la autopsia al cuerpo de la víctima, de 37 años.
ID 1776.

21. Un hombre con un trastorno mental desatendido golpea, apuñala y estrangula a su madre 

18/11/2019. Dolores A., 70 años. Telde (Las Palmas, Islas Canarias). Feminicidio familiar. Cifra no oficial.
El feminicidio familiar ocurrió en el interior de una casa terrera situada en el número 3 de la calle Gabriel y Galán del municipio de Telde. Los hechos supuestamente sucedieran hacia las 16:30 de la tarde del 18 de noviembre de 2020, aunque ninguno de los vecinos de esta pequeña vía, situada en uno de los lomos de Jinámar, escuchó ruido alguno. No fue hasta el anochecer cuando otro de los hijos del matrimonio que residía en la misma vivienda dio la voz de alarma. Este llegó al domicilio familiar después de la jornada de trabajo y se encontró con el cuerpo de su madre tirado, con la cara con signos de asfixia por estrangulamiento y numerosos golpes, según indicaron las fuentes consultadas. Los gritos alertaron a algunos de los residentes más cercanos, que acudieron y comprobaron que Dolores A., conocida por todos como Lolita, había fallecido de manera violenta. Estos dieron aviso al Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 112, que a su vez movilizó a varias ambulancias del Servicio de Urgencias Canario (SUC). Según los vecinos, los sanitarios llegaron sobre las ocho de la tarde y apenas estuvieron unos minutos hasta que confirmaron el fallecimiento de la septuagenaria. Estos mismos vecinos indicaron que cuando el hijo halló el cadáver, su hermano fumaba tranquilamente un cigarro y aseguran que en un primer momento este último negó la autoría del crimen.
Varias patrullas de la Policía Nacional se personaron para iniciar una investigación sobre lo que había ocurrido. Las primeras pesquisas apuntaron a Benjamín como autor del crimen, quien supuestamente habría estrangulado a su madre con una brida y le había propinado varios golpes, incluso alguna puñalada con un arma blanca. Por todo ello, procedieron a arrestarlo como presunto autor de un homicidio.
A esa hora, apenas unos vecinos se habían enterado de lo ocurrido. Uno de ellos mostró su enfado con los servicios sociales puesto que, aseguró, la enfermedad mental que sufre Benjamín S. A. hacía presagiar un desenlace como el ocurrido ayer. No obstante, esta persona declaró que los problemas con el ahora detenido eran constantes, entre los que detalló numerosas discusiones, peleas, maltrato a su madre, vejaciones hacia alguno de sus familiares e, incluso, un incendio en el interior de la vivienda donde se produjo el feminicidio.
El Juzgado de Instrucción número 1 de Telde acordó el 20/11/2019 el ingreso en prisión comunicada del Benjamín que está siendo investigado por un delito de homicidio. Fuentes judiciales también informaron que el informe preliminar forense reflejó que las capacidades mentales están “ligeramente” disminuidas. Sin embargo, el Juzgado pedirá nuevas pruebas psiquiátricas para valorar si concurren en el investigado atenuantes o eximentes de la responsabilidad criminal.
ID 1778.

22. Un hombre apuñala mortalmente a su abuela durante una discusión

20/11/2019. Nombre y apellidos no conocidos, 69 años. Carabanchel (Madrid, Comunidad de Madrid). Feminicidio familiar. Cifra oficial.
El homicida, Iván S. Z., de 35 años y de origen búlgaro, estuvo llamando el 20 de noviembre de 2019 desde las 17:00 horas de manera intermitente y sin que le abrieran, al portero automático del número 18 de la calle de Rascón perteneciente al domicilio de su abuela, de 69 años y búlgara como él. Tal vez la víctima le temía a su nieto cuando estaba sola. Lo cierto es que finalmente logró entrar. Según informaron los vecinos, cerca de las 20:00 horas, abuela y nieto discutieron y durante la discusión, el victimario agredió a su abuela con un arma blanca, produciéndole heridas en el cuello de tal profundidad que le causaron la muerte. Luego Iván se duchó, se cambió de ropa, se sentó y no se deshizo del cuchillo con el que había matado a su abuela. Un vecino alertó al 112 tras oír la discusión seguida de un golpe seco. Los sanitarios no pudieron hacer nada por salvarle la vida y tuvieron que atender a la hija de la víctima por un ataque de ansiedad. El autor del crimen fue detenido esa misma noche.
“El chico era conflictivo, no estaba bien, las peleas eran frecuentes en esa casa. El día del crimen estuvo toda la tarde merodeando por aquí, nervioso. Llamaba al telefonillo sin éxito, se escondía, se iba al chino a beber…”, dijeron los vecinos sobre el presunto asesino de la mujer, de 69 años, acuchillada en el cuello por su propio nieto, de 35, en el domicilio familiar situado en Carabanchel.
ID 1779.

Feminicidios por prostitución (5)

1. Una mujer transexual prostituida es asesinada a golpes por un hombre y una mujer, en una zona pública de explotación sexual

01/03/2019 (fecha del hallazgo del cadáver). Nombre y apellidos no conocidos, de 35-40 años. Castellón de la Plana (Castellón, Comunidad Valenciana). Feminicidio por prostitución. Cifra no oficial.
Una mujer transexual tenía entre 35 y 40 años cuando fue asesinada, al parecer, por dos personas, un hombre de 41 años y una mujer de 46 de los que se desconocen más datos. La víctima fue hallada muerta con signos de violencia en un huerto de naranjos cerca del camino de la ermita de Sant Jaume Fadrell, una zona de mujeres prostituidas. Los investigadores sospecharon que la causa de la muerte fue un golpe en la cabeza.
Se desconocen más datos del crimen, pero los dos detenidos pasaron a disposición judicial, donde recibieron la orden de ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza.
ID 1700.

2. Una mujer prostituida es asesinada por sobredosis de cocaína por un demandante de prostitución y asesino en serie

03/04/2020. Arliene Ramos, 32 años. Valencia (C. Valenciana). Feminicidio por prostitución. Cifra no oficial.

Arliene Ramos, de origen brasileño, tenía 32 años cuando Jorge Ignacio T. J., de 37 años, origen colombiano y vinculado al narcotráfico, acabó con su vida tras citarla para una “fiesta blanca” en la que el contacto sexual se acompañaba de drogas como la cocaína o el cristal.
Se desconoce lo que ocurrió en aquel cuarto, pero el caso de Arliene salió a la luz tras el descubrimiento del cadáver de Marta Calvo, la tercera víctima mortal de Jorge Ignacio, tras Arliene y Lady Marcela Vargas.
Las causas se han agrupado y será un mismo Juzgado el que llevará los tres casos de homicidio y, al menos, ocho más de agresiones sexuales que podrían llegar a ser asesinatos en grado de tentativa si se demuestra la intención de matar.
Todas cuentan con el nexo de la intoxicación por cocaína. El modus operandi del victimario, que introducía a sus víctimas grandes dosis de cocaína en la vagina durante sus encuentros sexuales, sin el consentimiento de las víctimas, alertó a más de una docena de mujeres prostituidas que conocieron los detalles por la prensa tras la desaparición de Marta Calvo y la investigación posterior.
Durante la instrucción del caso, que está teniendo lugar en el mes de noviembre, el acusado se negó a declarar en sede judicial, rechazando desvelar el paradero del cuerpo de Marta Calvo. El perfil de José Ignacio T. J. es el de un feminicida en serie de mujeres en prostitución.
ID 1863.

3. Asesinada en su casa por un demandante de prostitución y asesino en serie de mujeres prostituidas

15/06/2020. Lady Marcela Vargas, 26 años. Valencia (C. Valenciana). Feminicidio por prostitución. Cifra no oficial.

Lady Marcela Vargas tenía 26 años cuando fue asesinada por Jorge Ignacio T. J., un varón de 37 años y originario de la misma región colombiana que la víctima. La mujer deja dos hijos huérfanos: Victoria, de seis años, y Maximiliano, de tres. Había viajado a España con la esperanza de labrarse un futuro junto a los pequeños, a los que dejó en su país de origen junto a otros familiares.
El cuerpo de Lady Marcela fue encontrado en su propia vivienda el 15 de junio de 2019 y la autopsia inicial atribuyó la muerte a una sobredosis por cocaína.
Meses después, el caso se conoció a raíz de la investigación llevada a cabo por la desaparición de Marta Calvo, la tercera víctima mortal confirmada a manos de Jorge Ignacio, del que se conocen al menos una docena de víctimas más.
Las causas se han agrupado y será un mismo Juzgado el que llevará los tres casos de homicidio y, al menos, ocho más de agresiones sexuales que podrían llegar a ser asesinatos en grado de tentativa si se demuestra la intención de matar.
Todas cuentan con el nexo de la intoxicación por cocaína. El modus operandi del victimario, que introducía a sus víctimas grandes dosis de cocaína sin su consentimiento durante sus encuentros sexuales, alertó a más de una docena de víctimas -todas mujeres prostituidas- que conocieron los detalles por la prensa tras la desaparición de Marta Calvo y la investigación posterior.
Durante la instrucción del caso, que está teniendo lugar en el mes de noviembre, el acusado se negó a declarar en sede judicial, rechazando desvelar el paradero del cuerpo de Marta Calvo.
ID 1864.

4. Una mujer transexual es asesinada a apuñalada por un travesti

22/09/2019 (fecha de hallazgo del cadáver). Sara Fernández (Seudónimo Paloma Barreto). 38 años. Avilés (Asturias, Asturias). Feminicidio por prostitución. Cifra no oficial.
Sara Fernández tenía 38 años y era de nacionalidad brasileña, igual que su victimario, A. O., de 24 años, que provenía del mismo estado brasileño que la víctima. El cadáver de la mujer transexual fue hallado en torno a las cuatro de la tarde por la mujer que acude periódicamente a limpiar el piso, un prostíbulo encubierto en el séptimo piso del número 61 de la calle de La Cámara, y presentaba no menos de quince heridas de arma blanca, asestadas tanto en la parte delantera del cuerpo como en la espalda. La mujer dio la voz de alarma y poco después comenzaron a llegar unidades de la Policía Nacional de la Comisaría de Avilés, la Policía Nacional de Oviedo y Gijón y la Policía Científica, así como una forense, que en un primer análisis determinó que el crimen podría haberse cometido hasta veinticuatro horas antes del hallazgo del cadáver.
Como presunto autor del crimen fue detenido A. O., al que le unía una “relación profesional” con la víctima. El joven se anuncia en varios foros de internet como ‘Lis’, un travesti de 19 años, que también ejercía la prostitución y en el momento del crimen tenía una habitación alquilada en el piso del crimen. En el momento de su detención, presentaba heridas recientes de mordiscos y arañazos. Tras pasar a disposición judicial, fue puesto en prisión provisional sin fianza.
ID 1763.

5. Una mujer es asesinada en una cita sexual por un demandante de prostitución y asesino en serie que se deshizo del cadáver de la víctima y se niega a confesar el lugar donde lo ocultó

07/11/2019. (Fecha de su desaparición) Marta Calvo Burón, 25 años. Manuel (Valencia, Comunidad Valenciana). Feminicidio por prostitución. Cifra no oficial.
Marta Calvo tenía 25 años cuando fue asesinada por Jorge Ignacio T. J., de 37 años y origen colombiano, vinculado al narcotráfico.
A las 5:55 horas del 7 de noviembre de 2019, la víctima envió su localización a través de la aplicación de Whatsapp a su madre, quien comprobó que se encontraba en una calle dentro del casco urbano de Manuel, en la Ribera Alta. El localizador señalaba la casa alquilada de Jorge Ignacio T. J. de 37 años, un hombre que Marta (algunos medios aseguran que era prostituida) había conocido por internet, y desde ese momento sospechoso de su desaparición. Alertada por su ausencia y porque no respondía al teléfono, la madre de Marta Calvo fue a Manuel y llamó a la puerta de la casa señalada. El hombre que la atendió dijo que no conocía de nada a la joven. La madre presentó una denuncia de desaparición y el citado hombre se marchó sin dejar rastro. Finalmente, Jorge Ignacio T. J., se entregó a la Guardia Civil en Carcaixent el 4 de diciembre de 2019. El hombre se habría autoinculpado de haberse deshecho del cadáver de la joven y confesó que la arrojó a un contenedor según las primeras informaciones. Tras la investigación, se le acusa también de otros dos homicidios más: Arliene Ramos y Lady Marcela Vargas, además de agresiones sexuales con un mismo modus operandi, introduciendo droga en la cavidad vaginal de, al menos, ocho mujeres prostituidas.
Las causas se han agrupado y será un mismo Juzgado el que llevará los tres casos de homicidio y, al menos, ocho más de agresiones sexuales que podrían llegar a ser asesinatos en grado de tentativa si se demuestra la intención de matar.
Todas cuentan con el nexo de la intoxicación por cocaína. El modus operandi del victimario, que introducía a sus víctimas grandes dosis de cocaína sin su consentimiento durante sus encuentros sexuales, alertó a más de una docena de víctimas -todas mujeres prostituidas- que conocieron los detalles por la prensa tras la desaparición de Marta Calvo y la investigación posterior.
Durante la instrucción del caso, que está teniendo lugar en el mes de noviembre, el acusado se negó a declarar en sede judicial, rechazando desvelar el paradero del cuerpo de Marta Calvo.
ID 1780.

Feminicidio/asesinato sin datos suficientes (1)

1. Un hombre es detenido en Marruecos por su relación con el hallazgo de una mujer asesinada y calcinada en una playa

13/02/2019 (*fecha del hallazgo del cadáver). Vanesa Martín, 38 años. Ceuta (Ciudad Autónoma de Ceuta). Cifra no oficial.
Desapareció el 6 de enero y el 13 de febrero su cuerpo calcinado fue localizado en una especie de refugio en una playa de la ciudad, frente a una guardería. Dejó huérfano a un niño de un año y medio, al que le iba a comprar leche cuando desapareció, según su familia.
La identificación del cuerpo se facilitó por una prótesis que llevaba la víctima y que fue encontrada en el búnker situado en Juan XXIII y derribado el 20 de agosto, meses después de hallar su cuerpo.
La investigación se alargó durante casi un año hasta que se emitió una orden detención del sospechoso, identificado por la policía y huido a Marruecos, del que se desconocen más datos, incluidos su relación con la víctima y el móvil del crimen.
A la espera de más información, lo clasificamos como feminicidio/asesinato sin datos suficientes. Cifra no oficial.
ID 1860

Asesinatos de mujeres por robo (8)

1. Una mujer muere en el hospital después de haber sido asaltada y golpeada en la cabeza por dos hombres, en el portal de su casa

14/5/2019. Pilar Arbulo. 75 años. Vitoria (Álava, Euskadi). Asesinato por robo. Cifra no oficial.

Pilar Arbulo tenía 72 años cuando el martes 12 de mayo de 2019 fue asaltada en el portal de su casa por dos individuos. Los gritos de la víctima alertaron a los vecinos, que la encontraron en el quinto piso del edificio con la cara ensangrentada, presentaba “contusiones y tenía la nariz rota”. La mujer permaneció ingresada desde entonces en estado muy grave en el Hospital de Santiago durante dos días antes de fallecer. La Ertzaintza buscaba a dos hombres jóvenes como principales sospechosos del robo, que se produjo alrededor sobre las 16:30 en el barrio de Aranbizkarra.
Finalmente, el 24 de mayo fue detenido un hombre de 33 años como presunto responsable del homicidio. Los medios de comunicación informaban de que otro varón, de 25 años y en prisión por otra causa, estaba también imputado en la causa. El 27 de mayo la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Álava decretó el ingreso en prisión provisional al mayor de los acusados, donde coincide con su cómplice. Ambos, de nacionalidad desconocida (algunos medios aseguran que se trata de dos varones de “Europa del Este”), cuentan con un amplio historial delictivo, por lo que los investigadores revisan casos similares para esclarecer su posible implicación.
El hombre había confesado en comisaría que golpeó a la mujer, que llevaba una década de vuelta a Vitoria, tras media vida en Francia.
ID 1715.

2. Un anciano ludópata roba dinero y joyas, y asesina a una amiga con la que frecuentaba un Bingo

22/05/2019. Mercedes Villén Cortés., 84 años. Fuenlabrada (Madrid, Comunidad de Madrid). Asesinato por robo. Cifra no oficial.
Mercedes Villén Cortés tenía 84 años cuando fue asesinada a golpes durante un robo a su vivienda, donde faltaban algunos objetos de valor. Su cuerpo fue descubierto por la mujer que acudía a su casa para asistirla.
Dos grupos cercanos a la mujer, de la Asociación Cultural de Mayores de Fuenlabrada y los amigos del bingo Fuencasino aseguraron que la mujer no habría abierto la puerta si no se hubiese tratado de una persona conocida, lo que se estudiaba junto con el hecho de que la puerta no estuviera forzada. La colaboración ciudadana fue clave para el esclarecimiento del caso, en el mes de junio de 2020, más de un año después. Se produjo entonces la detención de Rafael Sanz, de 82 años y compañero del Bingo que frecuentaba. Un amigo común le había visto gastar más de lo normal en sus últimas visitas y fue entonces cuando los investigadores averiguaron que Rafael era ludópata y vivía dificultades económicas. En la vivienda de Mercedes faltaban entre 6.000 y 7.000 euros y numerosas joyas, que Rafael obtuvo tras torturar a Mercedes para que le dijera dónde se encontraban.
Mercedes vivía sola. Tras quedarse viuda Mercedes regresó de Francia, donde había ejercido como temporera, aunque sus dos hijos continuaban viviendo en el país galo en el momento del crimen.
ID 1718.

3. Un hombre mata a golpes a una amiga durante una discusión y le roba joyas

6/06/2019. Rosi, apellidos no conocidos, 61 años. Las Palmas de Gran Canarias (Islas Canarias). Asesinato de mujeres por robo. Cifra no oficial.
Rosi, de 61 años, vivía en el barrio capitalino de Escaleritas cuando fue asesinada a golpes a manos de un amigo, conocido como Pepe ‘el liso’, de 55 años y nacionalidad española, con el se conocían desde hacía unos 15 años. La confianza era tal que el varón tenía una copia de las llaves de la vivienda donde tuvo lugar el crimen, a la que se le veía acceder con regularidad.
Según testigos del vecindario llegaron a ser pareja tiempo atrás. El día del crimen ambos habían mantenido una discusión y Pepe cogió un objeto contundente y le propinó un certero golpe en la cabeza. La mujer quedó tendida en el suelo de la cocina.
El hombre aprovechó para robarle joyas que vendió en una tienda de compraventa antes de deshacerse del arma homicida en la basura. El crimen tuvo lugar el jueves 6 de junio y el varón decidió mantener su coartada con un viaje al sur que anunció a varios vecinos. Finalmente, el sábado siguiente al asesinato, el hijo de la víctima acudió a la vivienda tras no poder contactar con su madre, a la que encontró sin vida en la vivienda, sobre un charco de sangre.
El victimario fue detenido un día después por la Policía Nacional en la estación de autobuses de San Telmo con una bolsa de deportes en la que se encontraban varias joyas de la mujer. El hombre quedó detenido y acusado de un delito de asesinato y otro de robo, por lo que el juez le envió a prisión preventiva.
ID 1722.

4. Una mujer muere a causa de un fuerte golpe en la cabeza que sufrió después de un forcejeo en la calle con un motorista que intentó robarle el bolso

27/06/2019. Hyewon Kim, 65 años. Barcelona (Barcelona, Cataluña). Asesinato por robo. Cifra no oficial.
Hyewon Kim tenía 65 años cuando fue atacada en el Paseo de Taulat de Barcelona el lunes 24 de junio por la noche. Un motorista que circulaba en solitario trató de arrancarle el bolso al pasar a toda velocidad por su lado y a causa del violento tirón, la mujer cayó al suelo y se golpeó la cabeza. El violento robo fue fallido (el ladrón no puso llevarse sus pertenencias), pero la víctima quedó tendida en el suelo, herida de gravedad. Murió a primera hora de la tarde del día 27 en el hospital Parc de Salut Mar, en el que ingresó en estado grave. La víctima ejercía de vicepresidenta de la Comisión Presidencial de Cultura para Asia de Corea del Sur.
Por el momento, se desconoce si hay algún detenido en relación con el caso, del que se hicieron eco en medios de su natal Corea del Sur.
ID 1734.

5. Una mujer es asesinada y semienterrada en cal viva por un empleado de su finca que robaba objetos de la víctima y los vendía

21/7/19 (fecha del hallazgo del cadáver). Lesley Pearson, 74 años. Algar (Cádiz, Andalucía). Asesinato por robo. Cifra no oficial.
Lesley P., de origen gibraltareño, desapareció el día 17 de julio y su cuerpo apareció enterrado en la localidad de Algar el domingo día 21. Era propietaria de un chalé con vistas a un embalse y había estado muy integrada en la comunidad, especialmente hasta la muerte de su marido, tres años antes, en un accidente de tráfico.
Tras la investigación, fue detenido en relación al crimen Javi, un hombre de 45 años, huérfano y vecino del municipio, donde vivía con su tío, enfermo de alzheimer. El varón se encargaba del mantenimiento de la finca de la víctima y discutió con ella cuando esta descubrió que estaba vendiendo el mobiliario sin su conocimiento.
Tras el crimen, el autor confeso cubrió el cuerpo con cal viva e intentó enterrarlo, sin conseguirlo del todo, por lo que puso encima unos tablones de madera. Sus contradicciones llevaron a los investigadores a acorralarle en sus múltiples versiones, por lo que acabó confesando el crimen.
ID 1745.

6. Una joven se resiste al robo de su móvil y el ladrón la asesina en la puerta de un local de ocio nocturno

04/09/2019. Sara Ben Omar, 26 años. Barcelona (Barcelona, Cataluña). Asesinato por robo. Cifra no oficial.
Sara Ben Omar tenía 26 años y nacionalidad española cuando fue asesinada a las puertas de un local de ocio nocturno. La joven, de origen magrebí, murió luego de ser trasladada al Hospital del Mar tras recibir varias puñaladas, una de ellas en el pecho, al resistirse a un intento de robo del móvil en el local Smar en el Moll de Mestral, en el Puerto Olímpico de Barcelona. Al parecer, también recibió la ayuda de un vigilante de seguridad que resultó herido. El delito tuvo lugar sobre las 03:00 horas.
Según la investigación, el autor material del apuñalamiento fue Manuel S.R., un vecino de Sant Adrià del Besòs y de nacionalidad española, con antecedentes policiales, como su acompañante. El varón, de etnia gitana, aseguraba trabajar en una tienda de ropa como dependiente y hacerse llamar ‘Loliyo’. Estaba casado y tenía cinco hijos cuando desapareció tras el crimen. Por el momento, se desconoce su detención y lo último conocido del sospechoso es que se encontraba en paradero desconocido.
El 12 de septiembre se conoció la noticia de la detención e ingreso en prisión provisional de un varón, identificado como ‘Lolo’, que se entregó como coautor de los hechos, pero que no perpetró físicamente el ataque.
En junio de 2020 se conoció la imputación de seis policías, investigados por difundir las fotografías de los presuntos autores. Además, investiga al dueño del local por la distribución de las imágenes en vídeo de la agresión.
ID 1755.

7. Una anciana muere en el hospital después haber sufrido una caída en la calle provocada por el robo violento de su bolso

26/11/2019. Luisa Oliva Oliva, 90 años. Pamplona (Navarra). Asesinato por robo. Cifra no oficial.
Luisa Oliva Oliva tenía 90 años cuando fue atracada violentamente por un vecino. La anciana falleció en el Complejo Hospitalario de Navarra por un golpe en la cabeza producido por una caída durante un robo con violencia en el barrio pamplonés de la Chantrea.
Según informa inicialmente el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN), el juez imputa al investigado, Óscar H.O., de 52 años, un delito de robo con violencia, castigado con pena de dos a cinco años de prisión, y un delito de homicidio por dolo eventual, penado con entre 10 y 15 años de prisión. Los hechos ocurrieron cuando Luisa acababa de salir de una sucursal bancaria y, a consecuencia del tirón de Óscar se cayó al suelo, golpeándose la cabeza. La mujer, que sufrió un traumatismo craneoencefálico grave con fractura y hemorragias, falleció a los dos días en el Complejo Hospitalario de Navarra.
El varón, que conocía a la víctima por residir en el mismo barrio, ingresó en prisión provisional, comunicada y sin fianza el 17 de diciembre. La Fiscalía estimó que el hombre había seguido a la víctima desde que la vio sacar dinero en la sucursal y que efectuó el tirón en la calle San Lakuntza, donde consiguió arrancarle el bolso a la anciana.
Para la identificación del victimario fueron claves las declaraciones de testigos y las imágenes recogidas por las cámaras de seguridad de la zona, que sitúan al varón huyendo de los jardines de la zona.
Finalmente, en junio de 2020 se conoció la petición de la Fiscalía de condenar al acusado a nueve años de prisión por los hechos: cinco años por robo con violencia y cuatro por homicidio imprudente.
ID 1782.

8. Un joven entra a casa de una anciana a la que roba y golpea provocándole la muerte

23/12/2020. Nombre y apellidos no conocidos, 91 años. Sant Jordi Desvalls (Girona, Cataluña). Asesinato por robo. Cifra no oficial.
El 25 de noviembre de 2019 un joven de 19 años y origen marroquí entró en la casa de una anciana de 91 años, a la que robó y golpeó gravemente. La mujer acabó falleciendo el 3 de diciembre en el Hospital Josep Trueta de Girona en el que había ingresado con un traumatismo craneoencefálico. El joven había accedido a la vivienda por la ventana para hacerse con las pertenencias de la mujer, que alertó mediante el sistema de teleasistencia que hizo que se movilizaran los servicios de emergencia. El detenido ingresó en prisión preventiva y el proceso tendrá lugar con la participación de un jurado popular. Fiscalía lo calificó de homicidio por imprudencia o lesiones con resultado de muerte, decisión que recurrió la familia de la víctima. El tribunal lo aceptó al considerar que “no se puede descartar que quien pega a una señora de 91 años hasta hacerle perder la conciencia, fácilmente puede haber contemplado la posibilidad de que le pueda provocar la muerte”.
ID 1865.

Asesinatos de mujeres por violencia comunitaria/económica (1)

1. Un guardia civil retirado apuñala a una joven durante una reyerta de madrugada, que muere en el hospital

19/01/2019. Natalia Ballesteros G., 20 años. Algeciras (Cádiz, Andalucía). Asesinato por violencia comunitaria. Cifra no oficial.
Natalia Ballesteros G. era camarera y tenía 20 años cuando fue apuñalada durante una reyerta de madrugada por José Antonio M. M., un Guardia Civil de 50 años apartado y retirado de servicio desde 2005 por problemas psicológicos. El hombre, padre de dos hijos menores de edad, carecía de antecedentes penales y no parecía tener relación alguna con la víctima.
Ese día, al parecer, apuñaló a la joven en una zona vital del abdomen. A su llegada al lugar, los agentes encontraron al hombre blandiendo el cuchillo en los exteriores de un local de fiestas de El Rinconcillo y, pese a que fue trasladada al hospital Punta Europa de Algeciras, Natalia llegó en parada cardiorrespiratoria y acabó falleciendo allí.
El autor se encuentra actualmente en prisión provisional, hasta la celebración del juicio por homicidio, que tendrá lugar por jurado popular, aunque la defensa solicitó su puesta en libertad hasta entonces.
ID 1692.

Menores asesinados en el marco de la violencia machista (3)

1. Un hombre mata a su hijo mayor de 10 años que murió intentando defender a su madre, también asesinada durante un picnic familiar

23/04/2019. Jacob Handrick, 10 años. Adeje (Santa Cruz de Tenerife, Islas Canarias). Cifra oficial.
Su padre Thomas Handrick de 43 años llevó a su esposa Silvia de 39 años y a sus dos hijos, Jacob y Jonas, de paseo al monte. Habían preparado bocadillos para hacer un picnic. En un momento dado les avisó de que había escondido regalos de Pascua en una cueva para darles una sorpresa y así consiguió engañarles y meterlos dentro. Según el relato del hijo menor de 5 años vio como su padre comienza a pegar a su madre. “Al entrar en la cueva mi padre pegó un manotazo a mi madre y ella se cayó al suelo. Entonces mi hermano se tiró sobre mi padre para evitar que le pegase más. Mi padre le dio una patada para apartarle y mientras mi madre se levantó del suelo y él la volvió a golpear”. Thomas Handrick, utilizó piedras de considerable tamaño y las manos para provocarles la muerte con importantes lesiones en ambas víctimas, su esposa, y su hijo mayor, de 10 años de edad. El caso está confirmado como menor víctima de violencia de género por la Delegación de Gobierno para la Violencia de Género.

2. Un hombre con antecedentes por violencia de género hacía su expareja asesina a su hijo de 11 años y se suicida durante el régimen de visitas

25/07/2019. Cristian, apellidos no conocidos, 11 años. Beniel (Murcia, Regío de Murcia). Cifra oficial.
Su padre, David S. O. de 39 años, estaba condenado por maltrato y tenía una orden de alejamiento de su exmujer. Pero no de Cristian, el hijo pequeño de los dos que ambos tenían en común. Después de que la mujer, Laura, avisase de que su exesposo no le había traído el niño a casa, una patrulla de la Policía Local de desplazó al domicilio de David, situado en la avenida Calvo Sotelo de Beniel. Nadie abrió la puerta que estaba cerrada con llave por dentro. La Policía, ante el temor de que el pequeño, de 11 años, corriese peligro, avisó a un cerrajero para abrir la puerta. Cuando los agentes entraron, encontraron el cuerpo del menor tendido en el suelo, apuñalado a cuchilladas en un charco de sangre y al cuerpo de su padre, ahorcado en la cocina. Sobre David pesaban dos condenas, una por acoso y otra por quebrantamiento de la orden de alejamiento contra su exmujer, de la que llevaba separado un par de años. Pese a que un mes antes del asesinato se había saltado la orden de alejamiento y que la Guardia Civil incluyó en su primer informe la vulnerabilidad de los hijos como “riesgo medio”, nadie puso medidas para los menores y él no entró en prisión. El caso está confirmado como menor víctima de violencia de género por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género.

3. Un menor de 15 años es asesinado por su padre cuando defendía a su madre y pareja del victimario, que resultó gravemente herida

07/08/2019. Ismael, apellidos no conocidos,15 años. Andorra (Teruel, Aragón). Cifra oficial.
Asesinado a cuchilladas por su padre Mustafá B. en la vivienda familiar defendiendo a su madre. El hombre había atacado a cuchilladas a Gema, la madre del adolescente, que fue ingresada en estado muy grave pero estable en la UCI de traumatología del Hospital Miguel Servet de Zaragoza. El agresor se ha tirado por la ventana del cuarto piso de su vivienda de la calle Estercuel y ha fallecido en el hospital de Alcañiz, según ha confirmado Delegación del Gobierno. El suceso se ha producido sobre las 18:00. El niño ha muerto en la propia vivienda en torno a las 18:30 a causa de las heridas de arma blanca. El adolescente asesinado, Ismael, estaba escolarizado en el IES Pablo Serrano de Andorra. Iba a cursar en septiembre 4º de ESO. Practicaba el kick boxing y parkour. Lo describen como un chico «muy bueno y cariñoso» que «siempre estaba cuando se le necesitaba y tenía un abrazo». El caso está confirmado como menor víctima de violencia de género por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género.

Varón asesinado en el marco de la violencia machista

1. Un hombre es asesinado por otro hombre desconocido que intentó matar a su pareja, la mujer resultó herida en la agresión

11/05/2019. Pablo Acuña, 36 años. Elgoibar (Guipúzkoa, Euskadi). Una cuchillada en el cuello le causó la muerte cuando trataba de perseguir al hombre que unos segundos antes había intentado apuñalar a la mujer con la que mantenía una relación sentimental. La herida es Jaquie Vargas, originaria de Nicaragua como él y de 37 años de edad. Ella recibió varios cortes en el brazo y en la espalda, por lo que los servicios sanitarios que se personaron en el lugar de los hechos la trasladaron casi de inmediato al centro hospitalario de Mendaro. El sospechoso, de 35 años, y cuya identidad no ha trascendido, es también originario del país latinoamericano y reside igualmente en la misma localidad guipuzcoana. En un inicio, se difundió que podía haber tenido algún tipo de relación con la mujer en el pasado, si bien ella lo negó desde el primer momento y a medida que avanzó la investigación este supuesto quedó descartado.

Casos en investigación por Feminicidio.net (2)

1. El cadáver de un mujer es hallado en la calle, la autopsia confirma que fue estrangulada pero se desconoce la autoría del crimen

12/08/2019. Nombre y apellidos no conocidos, 46 años. Barcelona (Barcelona, Cataluña). Su cadáver fue localizado después de la 8:00 horas del lunes 12 de agosto en plena calle con parte de su cuerpo debajo de un camión aparcado en una zona poco transitada del barrio de Sants-Monjuïc de Barcelona en el paseo de Can Tunis. La autopsia ha confirmado que se trata de un homicidio. Murió por golpes en la cabeza y estrangulada. La mujer recibía asistencia de organizaciones sociales, según fuentes conocedoras del caso. A la espera de más información, lo mantenemos en investigación.

2. El cadáver de una mujer prostituida es encontrado en un vertedero de escombros con signos de violencia meses después de su desaparición

30/11/2019. (fecha de hallazgo del cadáver). Nombre y apellidos no conocidos, 54 años. Villaverde (Madrid, Comunidad de Madrid). El cadáver de una mujer en avanzado estado de descomposición, fue hallado en una escombrera de un descampado envuelto en un colchón junto a la Colonia Marconi a la 1:15 del 30/11/2019, y pertenecía a una ciudadana española de 54 años. El cuerpo de la mujer ya ha sido identificado aunque por el momento no han transcendido detalles de las circunstancias de la muerte que, según todo indica debido al avanzado estado de descomposición del cadáver, se produjo hace varios meses y de forma violenta. La mujer tenía problemas de adicción a las drogas y era víctima de explotación sexual. Nadie la había visto desde junio. Su desaparición fue denunciada por un familiar. El cadáver hallado estaba totalmente esqueletizado, por lo que el resultado de la autopsia no arrojó luz respecto a su muerte. Son las radiografías que se le practiquen las que podrán precisar con exactitud la causa del fallecimiento. Sin embargo, debido al tiempo transcurrido y al estado de los restos, habrá que ver qué lesiones presenta y cuál de ellas ha podido ser la causante del fallecimiento. Estrangulamiento, golpes, cortes con algún arma blanca, herida de bala son algunos de los signos que podrían apreciarse en las pruebas radiológicas, precisaron fuentes del caso. La Colonia Marconi es uno los históricos puntos de explotación sexual callejera de la capital. El Grupo V de Homicidios de la Jefatura Superior del Policía se hizo cargo de la investigación, en la que también participaron efectivos del grupo de Delitos Violentos de Policía Científica. A la espera de más información, lo mantenemos en investigación.

Sigue leyendo:

Reseña de casos: Feminicidios íntimos en España en 2019

En este especial del Avance de datos de Feminicidios y otros asesinatos de mujeres en España del año 2019 compartimos las reseñas de los 62 feminicidios íntimos registrados en el marco de la pareja y expareja: 55 casos oficiales y otros siete casos no oficiales. Con este relato aspiramos a contribuir a la memoria histórica…

Avance de datos – Feminicidios y otros asesinatos de mujeres en 2019: Contexto del feminicidio/asesinato

En el año 2019 las cifras de feminicidios y otros asesinatos de mujeres en España documentadas por Feminicidio.net han ascendido a las 105 víctimas. En este avance de informe presentamos los datos recogidos durante la documentación y análisis individualizado de los casos en la base de datos Geo.feminicidio.net. CONTEXTO DEL FEMINICIDIO   Escenario del hallazgo…

Avance de datos – Feminicidios y otros asesinatos de mujeres en 2019: Tipos de feminicidio y perfiles de víctima y victimario

En el año 2019 las cifras de feminicidios y otros asesinatos de mujeres en España documentadas por Feminicidio.net han ascendido a las 105 víctimas. En este avance de informe presentamos los datos recogidos durante la documentación y análisis individualizado de los casos en la base de datos Geo.feminicidio.net. TIPOS DE FEMINICIDIO Y ASESINATO   18.…

Avance de datos – Feminicidios y otros asesinatos de mujeres en 2019: Número de casos, prevalencia y relación del victimario con la víctima

En el año 2019 las cifras de feminicidios y otros asesinatos de mujeres en España documentadas por Feminicidio.net han ascendido a las 105 víctimas. En este avance de informe presentamos los datos recogidos durante la documentación y análisis individualizado de los casos en la base de datos Geo.feminicidio.net. NÚMERO DE CASOS Y TASA DE PREVALENCIA…

No Comments Yet

Comments are closed

Proyecto asociado a:
Proyecto de:
Con la colaboración de:
Con la colaboración de: