Hijas e hijos asesinados por sus padres en España 2013-2018 en 40 datos

Nerea Novo
Diseño: Francisco Gatica

 


El 18 de marzo pasado el periódico El Mundo publicó el reportaje ‘Las 22 madres y tres madrastras que asesinaron a sus hijos‘, en el que se hizo una comparativa de datos de asesinatos de hijas e hijos a manos de sus madres y a manos de sus padres (por violencia de género). La cifra de menores asesinados por violencia de género en España desde 2013 que mencionaba el artículo se limitaba a las oficiales: 24 víctimas y dicho dato permitía llegar a conclusiones erróneas y equivocadas, que colocan al reportaje en el escenario discursivo de la posverdad.

Según el registro de casos de Feminicidio.net, de 2013 a marzo de 2018 fueron asesinados 44 hijas e hijos (40 menores y 4 adultos) por violencia machista (incluye a padrastros). Hemos elaborado un Informe Especial y en esta primera entrega presentamos un análisis estadístico de los casos con perspectiva de género.

1. Número de casos

1. Entre 2013 y marzo de 2018 fueron asesinados 44 hijos e hijas  por sus padres, padrastros o por los novios de sus madres en el marco de la violencia machista.

2. En 2017 fueron 10 las hijas e hijos asesinados por sus padres, padrastros o novios de sus madres en este contexto (cinco niñas, cuatro niños y una mujer adulta), una cifra histórica solo alcanzada en 2013, con 14 víctimas (siete niñas, cinco niños, un hombre y una mujer adultos).

3. Tras el máximo histórico en 2013, el número de casos se redujo en 2014 hasta más de la mitad (de 14 a seis casos: tres de niñas, dos de niños y uno de una mujer adulta). Aunque en 2015 volvieron a subir a nueve casos (cinco de niñas y cuatro de niños) y en 2016 se registró la cifra más baja de los últimos cinco años (tres víctimas: dos niñas y un niño), las 10 víctimas conocidas en 2017 triplican los datos recogidos en 2016.

2. Por Comunidades Autónomas

4. Solo Andalucía registra al menos un caso por año, aunque manifiesta una tendencia a la baja desde 2013 (con seis casos) que en 2017 culmina con el registro de un solo caso. En total, se conocen 12 casos en Andalucía (el 27,3%).

5. Las segundas Comunidades con más casos son la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana, ambas con seis casos en cinco años (el 13,6%, respectivamente). En Madrid se registraron seis casos en tres años: dos en 2014 (una niña y un niño), dos en 2017 (una niña y un niño) y dos más en lo que va de 2018 (un niño y una niña). En la Comunidad Valenciana otros tres años concentran los seis casos de una forma más irregular: en 2013 fue asesinado un niño, en 2015 fueron asesinados cuatro menores (dos niños y dos niñas) y en 2017 solo se registra una niña asesinada.

6. Tras Madrid y la Comunidad Valenciana, se sitúa Castilla-La Mancha, con cinco casos (el 11,4%) que se registran en solo dos años: 2013 y 2017. En el primer año de la serie se conocieron dos casos (el 14,3% de los 14 casos del año con el registro de dos niños asesinados) y en 2017 fueron tres los casos conocidos (el 30% de los 10 casos del año con el registro de un niño, una niña y una adulta asesinada).
7. Con cuatro casos (el 9,1% del total de 44), le sigue Galicia, donde se conoció el primer caso en 2013 (una niña), dos más en 2015 (una niña y un niño) y un caso en 2017 (un niño).

3. Por sexo de las víctimas

8. Desde 2013, se conocieron los casos de 23 niñas, 17 niños, tres mujeres adultas y un hombre adulto asesinados por sus padres, padrastros o novios de sus madres en el marco de la violencia machista.

9. En términos generales, la tendencia a la baja se ve interrumpida en 2017 con el registro de 10 casos (cinco niñas, cuatro niños y una mujer).

10. En el 2014 se registró el último caso de una hija mayor de edad (20 años). Desde entonces no se conocen casos de hijas e hijos adultos asesinados por sus padres.

4. Relación del victimario con la víctima

14. De los 22 casos conocidos de niñas asesinadas entre 2013 y 2017, 17 fueron perpetrados por los padres (el 74%), dos por el padrastro(el 9%) y cuatro por el novio de la madre (el 17%).

15. De los 17 casos conocidos de niños asesinados desde 2013, 15 fueron perpetrados por los padres (el 88,2%) y los otros dos por los padrastros (el 11.8%).

5. Edad de la víctima

16. De media, las niñas asesinadas por padres, padrastros y novios de sus madres desde 2013 tenían 7,4 años, casi dos años menos que entre los niños, cuya media de edad es de 9,2 años.

17. Tanto entre niños como entre niñas la franja de edad más común entre las víctimas es la de entre 1 a 5 años de edad (13 de los 44 casos, el 29,6%). De ellos, siete corresponden a niñas y seis a niños.

18. La segunda franja con más casos conocidos es la de menores de 6 a 10 años: siete niñas y cinco niños (11 casos, el 25% del total de 44).

19. La diferencia entre sexos es más evidente entre las víctimas menores de un año: cinco niñas y un niño (seis casos, el 13,6%). El 83,3% de los casos de bebés menores de un año tuvieron como víctimas a niñas.

20. Entre las víctimas de 11 a 15 años se conocen cinco casos de niños y cuatro de niñas, la única franja con más víctimas masculinas que femeninas (nueve casos, el 20,45%).

21. Entre las víctimas de 16 a 18 años solo se conoce un caso de varón asesinado (el 2,3% de los 44 casos).

22. El 9,1% restante corresponde a las tres víctimas mayores de 18 años: una joven de 18 años, una de 20, otra de 28 y un hombre de 37 años.

6. Edad del victimario

23. En la edad del victimario se observa una brecha de género entre los victimarios más jóvenes que, mayoritariamente, asesinan a sus hijas, y los de edad más avanzada, que tienden a asesinar más a sus hijos.

24. De media, los victimarios que asesinaron a niñas tenían 40,5 años, mientras que los que asesinaron a niños tenían casi 5 años más: 45,3 de media.

25. Ocho niñas fueron asesinadas en la franja de edad con más casos: de 31 a 40 años. Además, se registraron cuatro niños asesinados, por lo que 12 de los 44 casos del total fueron perpetrados por victimarios de esta franja de edad (27,3%).

26. La franja de edad con una diferencia más amplia entre las víctimas niñas y niños se da en los victimarios de 21 a 30 años: siete niñas y un niño asesinados (ocho casos en total, el 18,2% de los 44 casos). La segunda es la de victimarios de entre 51 y 60 años (seis niñas y dos niños): el 75% de los victimarios de esa edad asesinó a niñas.

27. La única franja de edad con más casos de niños asesinados que de niñas se da entre los victimarios de 41 a 50 años: siete niños y cuatro niñas (11 casos, el 25%).

28. Aunque se desconoce la edad de dos de los autores de los crímenes de varones (el 4,55%), el único caso perpetrado por un victimario de 71 a 80 años tuvo a un varón como víctima (el 2,3%).

7. Suicidio del victimario

29. Los victimarios de casos registrados desde 2013 tienden a suicidarse en mayor proporción tras asesinar a una hija que tras asesinar a un hijo.

30. En el caso de las hijas menores de edad, el 52,2% de los 23 victimarios se suicidó tras cometer el feminicidio infantil (12 casos) y otro 13% lo intentó (tres casos). Solo en ocho de los 23 casos consta que el victimario no intentó suicidarse (el 34,8%).

31. Los victimarios de los hijos menores asesinados desde 2013 se suicidaron en siete de los 17 casos (el 33,3%) mientras que el porcentaje de victimarios que no intentó quitarse la vida tras el crimen es del 66,7%, un 30,3% más que entre las niñas.

32. Entre las víctimas adultas, consta el suicidio del victimario que asesinó a su hijo y el de uno de los tres que asesinaron a sus hijas mayores de edad.

8. Escenario del crimen

33. De los 44 casos conocidos, el 67% fueron perpetrados en la vivienda familiar (29 casos). De ellos, 15 tuvieron como víctimas a niños (el 51,7%), 10 a niñas (el 37,9%) y tres a mujeres adultas (el 10,3%).

34. El segundo escenario más común, la vivienda del victimario, registra cinco casos (el 11,4% de los 44 casos). Los cinco, corresponden a casos con niñas como víctimas.

35. Otras cuatro víctimas fallecieron en el hospital (el 9,1%), después de la agresión: los cuatro corresponden a casos de niñas. Además, se conocen otros seis casos en seis escenarios diferentes: alberca, carretera, coche, finca familiar, pista forestal y pozo. Cada uno aporta el 2,3% de los 44 casos.

9. Víctimas de doble y triple asesinato

36. Los feminicidios infantiles reflejan la discriminación por género también en el número de casos perpetrados por victimarios que cometen más de un crimen a la vez.

37. En el caso de las niñas, el 52,2% de los casos fueron crímenes cuya única víctima fue la hija del victimario (12 de los 23 casos). Entre los niños, este porcentaje es del 35,3% (seis de los 17).

38. En total, 26 de los 44 casos corresponde a un doble o triple asesinato (el 59,1%). Entre las víctimas mayores de edad (un hombre y tres mujeres), el 100% fueron parte de un doble asesinato.

10. Custodia compartida

39.  De los 44 casos conocidos, 10 fueron perpetrados por los victimarios bajo su guarda, régimen de visitas o de custodia compartida(el 22,7%).

40. El porcentaje de crímenes perpetrados bajo la guarda de padres, en régimen de visitas o custodia compartida es mucho mayor entre las niñas que entre los niños: un 30,4% frente a un 17,6% (siete de las 23 niñas asesinadas y tres de los 17 niños).

No Comments Yet

Comments are closed

Proyecto asociado a:
Proyecto de:
Con la colaboración de:
Con la colaboración de: