Suscribirse a Sindicar
Feminicidio en República Dominicana: ¿cumplirán candidatos sus promesas a mujeres?

En República Dominicana, a diferencia de México, los candidatos de las próximas elecciones presidenciales que se celebrarán el 20 de mayo, cuentan con propuestas dirigidas al electorado femenino. Quién gane se tendrá que enfrentar a la disminución de las altas cifras de maltrato y feminicidio. Setenta mujeres mueren cada año por abortos mal practicados ¿Se atreverá a despenalizarlo?

Texto: Noemí García Cabezas / Diseño: Francisco Gatica – Feminicidio.net – 11/05/2012

España, Madrid – El próximo 20 de mayo habrá elecciones presidenciales en República Dominicana. Seis son los candidatos a la presidencia, aunque según las encuestas difundidas hasta la fecha, tan sólo dos contarían con posibilidades reales de formar gobierno: los candidatos del PLD (actualmente el partido gobernante) y del PRD.

Los candidatos y sus propuestas en cuanto a los derechos de las mujeres (en líneas generales) son las siguientes, según lo expresado el pasado 8 de marzo con motivo del Día Internacional de la Mujer:

EDUARDO ESTRELLA (DXC)

Eduardo Estrella es el candidato del Partido Dominicanos por el cambio (DXC). Su twitter es @Eduardo_DxC.

Si gobierna, se ha comprometido a formar un gobierno paritario y aboga por establecer una ley que garantice la equidad salarial entre hombres y mujeres.

DANILO MEDINA (PLD)

Danilo Medina es el candidato del partido gobernante en la actualidad: el Partido de La Liberación Dominicana (PLD), y es uno de los dos favoritos para ganar las elecciones. Su twitter es @DaniloMedina.

Ha propuesto combatir los feminicidios mediante sanciones especiales; además ha propuesto la creación de un “Banco de la Mujer” como entidad que ofrezca microcréditos a mujeres pobres. Se ha comprometido a poner en marcha políticas que luchen para erradicar las discriminaciones de género.

HIPÓLITO MEJÍA (PRD)

Hipólito Mejía, del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) ya fue presidente entre 2000 y 2004. Su twitter es @hipolitomejia.

El candidato del PRD, uno de los favoritos para optar a la presidencia, ha propuesto la creación de juzgados contra la violencia de género y de casas de acogida para mujeres maltratadas. En un encuentro con la Plataforma de Mujeres Artistas, Mejía se comprometió a reforzar la Secretaría de la Mujer y a asignar partidas presupuestarias a las políticas de igualdad y contra la violencia de género.

Mejía propone también la creación de un observatorio contra la violencia de género que sitematice y recoja los datos y realice estudios sobre el tema.

GUILLERMO MORENO (AP)

Guillermo Moreno es el candidato de Alianza País.  Su twitter es @MorenoGuillermo.

Moreno propone cadena perpetua para los victimarios condenados por feminicidio y apuesta claramente por tipificar el feminicidio como delito e incluirlo en el Código Penal.

Otras de las propuestas son la implementación de programas de prevención de la violencia contra las mujeres, la impartición de educación para hombres para acabar con el machismo imperante, la instalación de fiscalías barriales abiertas permanentemente y la creación de una Red Nacional de detección de la violencia. Además ha propuesto impulsar una Ley de Igualdad y crear un gobierno paritario. Si gobierna, ha dicho, hará del enfoque de género un eje transversal de las políticas económicas y sociales.

Ha mostrado públicamente preocupación por la baja participación política de las mujeres dominicanas en las instituciones del país en todos los niveles.

MAX PUIG (APD)

Max Puig es el candidato de Alianza por la Democracia (APD). Su twitter es @max_puig.

Puig se ha comprometido a favorecer la participación política de las mujeres y a aumentar las penas de casos de violencia contra las mujeres. También ha prometido asignar más recursos a la prevención de la violencia de género.

JULIÁN SERRULLE (FA)

Julián Serrulle es el candidato del Frente Amplio. No hemos encontrado un twitter de este candidato.

En cuanto a su posición hacia la desigualdad entre hombres y mujeres, ha asegurado que “la desigualdad no se combate”, sino que son las causas que la provocan lo que hay que combatir, según manifestó en su reunión con la Plataforma de Mujeres Artistas.  

PROHIBICIÓN DEL ABORTO

República Dominicana es uno de los seis países del mundo donde el aborto no se permite ni siquiera para salvar la vida de la mujer en riesgo.

La religión en República Dominicana juega un peso muy importante en la vida social y política del país: 68,9% de católicos, 18,2% de evangélicos, 10,6% de no religiosos, y 2,3% de otros. Quizás esta cuestión influye en que se trate de uno de los pocos países del mundo en los que el aborto está prohibido y penado. Ni siquiera está permitido para salvar la vida de las mujeres, o cuando éstas han sido objeto de violaciones, o cuando el parto puede provocar la muerte del feto o bien de la madre, ni siquiera cuando el feto presenta deformaciones.

Si bien ya existía la prohibición, en 2009 se modificó la constitución para establecer la “inviolabilidad” de la vida desde la concepción hasta la muerte.

Sin embargo, la prohibición del aborto y su criminalización no ha disminuido el número de abortos ilegales, sino que más bien constituyen cifras alarmantes: 70 mujeres mueren cada año en República Dominicana por abortos ilegales mal practicados.

Según fuentes oficiales, el aborto inducido es la cuarta causa de mortalidad materna en el país caribeño, situando la cifra en un 13% de los casos. No obstante, la Sociedad Dominicana de Ginecología y Obstetricia en su “Análisis de la Situación del Aborto Inseguro(2009)” establece la cifra en un 20%. La variación entre cifras oficiales y extraoficiales se justifica porque al ser practicados en condiciones de ilegalidad y clandestinidad, muchas de las muertes por aborto no se declaran como tales. También señalan que es imposible precisar con exactitud el número de abortos que se producen anualmente en el país. A pesar de ello, podemos hacernos una idea a través de los informes del Instituto Guttmacher, que a finales del siglo pasado estableció una cifra estimada de 90.000 abortos al año, cifra que según expertos/as habrá aumentado a lo largo de esta última década.

Entre los candidatos a la presidencia, tan sólo hemos podido recoger opiniones de Hipólito Mejía, que se muestra frontalmente opuesto a legalizarlo. Max Puig es el único candidato que ha respondido en una carta abierta a Amnistía Internacional después del llamamiento que la organización hizo a los candidatos para que respetaran los derechos humanos en la próxima legislatura. Así, Puig ha pedido que se saque el tema del aborto de la reforma constitucional y se muestra favorable a permitir el aborto “cuando el embarazo entraña riesgo para la vida o grave riesgo para la salud de la mujer y cuando el embarazo es consecuencia de violación, agresión sexual o incesto”.

TRATA DE MUJERES

A pesar de los esfuerzos de los sucesivos gobiernos dominicanos por eliminar el problema de la trata, las cifras siguen siendo alarmantes. Se ha creado la Comisión Interinstitucional de Combate a la Trata de Personas y el Tráfico Ilícito (CITIM) y se ha puesto en marcha un Plan Nacional de Combate a la Trata de Personas y el Tráfico Ilícito de Migrantes, 2009-2014. Sin embargo, el desigual acceso a la educación, la desigualdad salarial, la feminización de la pobreza y la cultura machista del país hacen que el problema lejos de superarse, continúe presente en la vida diaria de muchas dominicanas.

Además de estas acciones, en 2009 se modificó también la Constitución para prohibir la trata de personas en todas sus formas, con el objetivo de cumplir con los convenios internacionales que el país había ratificado.

La Embajada de Estados Unidos hace una llamada de atención a la comunidad internacional sobre la trata de personas en el país: “República Dominicana es un lugar de origen, de tránsito y de destino para hombres, mujeres y niños que son traficados con el propósito de ser explotados sexualmente y de ser sometidos al trabajo forzado”.

Los principales destinos para la prostitución de mujeres dominicanas son Argentina, Australia, Brasil, Costa Rica, Chipre, Panamá, Haití, Jamaica, los Países Bajos, Panamá, Eslovenia, Surinam, Suiza, Turquía y Venezuela.

Según cifras oficiales, en 2010 unas 300.000 dominicanas ejercían la prostitución fuera del país (de las que 50.000 serían víctimas de trata según la oficina de la Primera Dama) y otras 200.000 estaban en riesgo de ser traficadas.

 

CUANDO LA VIDA DE LAS MUJERES NO IMPORTA: LEGISLACIÓN SOBRE EL ABORTO

Elena Laporta – Feminicidio.net – 11/05/2012

La práctica de la interrupción voluntaria del embarazo está prohibida en la República Dominicana. Desde 1884 el aborto es considerado delito en el Código Penal de este país, fecha que en que se promulga el Código Penal de este país, el aborto ha sido considerado delito.

A pesar que desde diversos grupos de la sociedad civil se aboga por modificar la legislación y proceder al reconocimiento de algunos supuestos para abortar, en 2009, se reforma la Constitución y se incluye el derecho a la vida desde la concepción. El artículo 37 queda modificado de la siguiente manera:

“El derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte”.

La reforma constitucional hace prácticamente imposible que se pueda aprobar una ley o que se haga una modificación de la legislación actual para poder reconocer la práctica del aborto, puesto que podría ser considerada como contraria a la Constitución.

A día de hoy el aborto se considera una conducta criminal y por ello se encuentra tipificado como delito en el actual Código Penal, que condena con penas de prisión tanto a la mujer como a quien lo practica.

Artículo 317 del Código Penal.- “El que por medio de alimentos, brebajes, medicamentos, sondeos, tratamientos o de otro modo cualquiera, causare o cooperare directamente a causar el aborto de una mujer embarazada, aun cuando ésta consienta en él, será castigado con la pena de reclusión. La misma pena se impondrá a la mujer que causare un aborto o que consintiere en hacer uso de las substancias que con ese objeto se le indiquen o administren o en someterse a los medios abortivos, siempre que el aborto se haya efectuado. Se impondrá la pena de prisión de seis meses a dos años a las personas que hayan puesto en relación o comunicación una mujer embarazada con otra persona para que le produzca el aborto, siempre que el aborto se haya efectuado, aun cuando no hayan cooperado directamente en el aborto. Los médicos, cirujanos, parteras, enfermeras, farmacéuticos y otros profesionales médicos, que, abusando de su profesión, causaren el aborto o cooperaren a él, incurrirán en la pena de cinco a veinte años de trabajos públicos, si el aborto se efectuare”.

Ningún aborto está permitido, incluso en los casos de violación, de malformación de feto o de peligro para la salud y la vida de la madre.

Artículos relacionados

Añadir nuevo comentario

Geo Feminicidio