Suscribirse a Sindicar
Ecuador: la educación sexual pasa a manos de la ideología ultra católica

La designación de una funcionaria vinculada al Opus Dei como responsable de la Estrategia Intersectorial de Prevención de Embarazo Adolescente y Planificación Familiar (ENIPLA) ha vuelto a evidenciar la postura conservadora y ultra católica del presidente Rafael Correa, que se traslada a las políticas públicas de un país que registra una de las tasas más altas de embarazos adolescentes en la región.

 

Mª Cruz Tornay - Feminicidio.net - 23/12/2014

 

Ecuador, Quito - A través del Decreto Ejecutivo 491, aprobado recientemente, el Gobierno transfirió las competencias de la “Estrategia Intersectorial de Prevención de Embarazo Adolescente y Planificación Familiar” (ENIPLA) a la Presidencia de la República, lo que no tendría por qué generar mayor polémica, si no fuera por la elección al frente del programa de Mónica Hernández de Phillips, una funcionaria que muestra abiertamente sus reservas respecto al uso de métodos anticonceptivos y que la prensa ecuatoriana califica como la “asesora Opus Dei” de Rafael Correa.

 

Hasta el momento, la estrategia de planificación se había desarrollado a través de las competencias del Ministerio Coordinador de Desarrollo Social y de los ministerios Sectoriales y Salud Pública, Educación e Inclusión Económica y Social, lo que suponía abordar desde múltiples frentes un complejo problema que en el Ecuador registra unas cifras alarmantes.

 

Los indicadores así lo manifiestan: en la última década, el porcentaje de embarazos en adolescentes creció un 74 por ciento. De las 122.000 madres adolescentes que existen en el país, más de 13.500 son niñas menores de 14, según datos oficiales. Estas cifras, ya en sí escandalosas, toman una nueva dimensión si se tiene en cuenta que 1 de cada 4 mujeres reconoce haber sufrido violencia sexual y que la legislación prohíbe el aborto en caso de violación.

 

Los objetivos del Enipla en su etapa como programa intersectorial se dirigían a la reducción de la brecha “entre embarazos deseados y observados y la mortalidad materna relacionados” -de cada 100 nacimientos, 37 fueron no planificados-, y la reducción del porcentaje en adolescentes. La página oficial del Ministerio de Salud aún presenta el plan como el “Programa Emblemático del Frente Social de la Revolución Ciudadana”.

 

Con el cambio ideológico del Enipla, ¿cuál será la orientación sobre salud sexual que recibirán a partir de ahora los y las miles de jóvenes a quienes llega el programa? Las conclusiones de la revisión de los Cuadernos Metodológicos sobre Salud Sexual y Reproductiva, realizada hace unos meses por la actual directora, dan algunas pistas de la “reconducción” de contenidos que a su juicio eran necesarios.

 

En una carta dirigida a la dirección del Ministerio de Salud Pública, la asesora presidencial muestra su preocupación por un contenido que “no se enmarca con la política planteada” por el presidente Correa y en el que se plantean “mensajes propios de la Ideología de Género, corriente del pensamiento del Feminismo Radical, no científica, sino ideológica”. A tal punto, que solicita la retirada de circulación de los cuadernos mientras no exista una revisión de los contenidos.

 

Uno de los asuntos a los que la asesora dedica más comentarios es al uso de métodos anticonceptivos, para los que plantea una postura conservadora de escaso crédito científico. Hernández no duda en afirmar que “el preservativo no es 100% efectivo en prevención de enfermedades venéreas, además hay varias que se transmiten sólo por el roce de la piel y la sudoración”, y añade: “No hay estudio que sostenga que los condones «pueden prevenir las ITS»”, haciendo referencia a la afirmación tomada de los cuadernillos.

 

Como defensa de su tesis acerca de los anticonceptivos –que a su criterio “tampoco tienen una efectividad muy alta como contraceptivo”-, la directora recurre al concepto “compensación de riesgos” para plantear que estos métodos estarían creando una falsa seguridad que “puede hacer que el usuario se sienta completamente protegido y esto le conduzca a asumir mayores riesgos”. Para ilustrar su teoría, Hernández toma el ejemplo de las lesiones producidas en los jugadores de fútbol americano por jugadas que nunca hubieran realizado en caso de no tener protectores de cabeza y hombros.

 

Si para la nueva directora del Enipla los métodos anticonceptivos presentan más inconveniente que beneficios, ¿cuál es la propuesta entonces para lograr las metas de reducción de embarazos? El método más eficaz sería la estrategia “ABC”: Abstinencia, Fidelidad (Be faithful) y, en el caso de que las dos anteriores no sean posibles, se recomienda el uso de preservativos (Condoms), pero con la advertencia de que este método no es cien por cien efectivo, como sí lo sería la abstinencia. Los resultados de la estrategia “ABC” fueron publicados hace una década en la revista científica The Lancet y desde entonces ha sido tomada como referente en la educación sexual de las políticas públicas más conservadoras, como lo fue el caso de la administración Bush en Estados Unidos.

 

 

La asesora llama la atención en su escrito sobre diversas aseveraciones que a su juicio son fruto de la radical “ideología de género”, como las referencias a la intersexualidad, el hecho de que el sexo no siempre coincida con el género o que en los materiales no sólo se trate la sexualidad de las personas heterosexuales, sino que también se visibilice la homosexualidad, la bisexualidad y la transexualidad.

 

Además, la actual directora identifica en la frase “fomentar el empoderamiento de las mujeres”, un “tinte feminista”, ya que, según su análisis, es mejor “promover que la mujer ocupe todo espacio que también ocupa o puede ocupar un hombre, pero cada uno con sus naturales características de masculinidad y feminidad”. 

 

Movilizaciones contra el Decreto Ejecutivo

El traspaso de la estrategia de planificación a la Presidencia y la elección de Mónica Hernández como directora del proyecto han hecho abrir nuevamente el enfrentamiento entre el Ejecutivo ecuatoriano y las organizaciones feministas a las que, por cierto, el presidente no dudó en calificar como "malcriadas manipuladas por viejas politiqueras" en su defensa por el derecho al aborto.

 

Para las organizaciones pro derechos, la designación de “la asesora del Opus Dei” en un programa de salud pública atenta contra la laicidad del estado y es por ello que han presentado una demanda de inconstitucionalidad contra el decreto aprobado el pasado 26 de noviembre. En su escrito a la Corte Constitucional (CC), las activistas alegan que la transferencia por decreto de políticas ministeriales a la Presidencia contraviene el ordenamiento jurídico y piden que un tema tan sensible de salud pública sea abordado desde una perspectiva integral y científica.

 

Vestidas de rojo y con pancartas que recordaban las cifras de violencia sexual en el Ecuador, las activistas de la Coalición Nacional de Mujeres junto a otras organizaciones pro derechos escenificaron una alfombra roja a las puertas de la Corte Constitucional donde fue presentado el escrito. En las próximas semanas, la CC deberá resolver si la transferencias de políticas realizada por el Gobierno es constitucional, lo que en la práctica supone decidir sobre el derecho a la educación sexual de la juventud ecuatoriana.

 

 

Países: 

Artículos relacionados

Añadir nuevo comentario

Geo Feminicidio