Me Niego A

Suscribirse a Sindicar
Catalunya: Feminicidios y otros asesinatos de mujeres. Resumen de datos 2010-2015

Entre 2010 y 2015 se han registrado 681 feminicidios y otros asesinatos de mujeres a manos de hombres en el Estado español. En Catalunya, esta cifra asciende a 132 mujeres asesinadas (el 19,38% del total estatal). En concreto se han registrado 76 casos en Barcelona, 26 en Girona, 25 en Tarragona y cinco en Lleida. En 2015, Girona es la única provincia que no registra ningún caso de los 19. En Barcelona se produjeron 16 casos; dos más en Tarragona y uno en Lleida

Feminicidio.net – 15/11/2016

 

Número de casos por meses y prevalencia

 

Junio y octubre representan los picos en la estacionalidad en Catalunya con 16 y 15 casos (el 12,12% y el 11,36%, respectivamente). Al otro extremo, los meses de abril y mayo registran el menor número de feminicidios entre 2010 y 2015: 12 de los 132 (el 9,09%). En 2015, abril, mayo y septiembre son los únicos meses sin feminicidios, mientras que agosto es el mes que registró el mayor número de feminicidios, cuatro de los 19 (el 21,05%). Le siguen marzo, junio y julio, con tres feminicidios cada uno (el 15,79%).

 

 

En agosto de 2015 se registraron el 21,05% de los casos del año

 

Los casos recogidos entre 2010 y 2015 dibujan un mapa de prevalencia en el que destacan Girona y Tarragona: se registran 11,52 y 10,49 feminicidios y otros asesinatos de mujeres por millón de mujeres habitantes, respectivamente. Barcelona y Lleida se sitúan por debajo de la media estatal de 4,78 con un 4,48 y un 3,87, respectivamente. Sin embargo, en 2015 los datos de Barcelona y Tarragona superan la media estatal con 5,66 y 5,03, respectivamente, mientras que Lleida se queda ligeramente por debajo con un 4,64 y Girona tiene tasa cero.

 

 

36 de los 390 feminicidios íntimos registrados entre 2010 y 2015 están ausentes en las cifras oficiales: un 9,23% de los casos. En Catalunya, este porcentaje es del 23,94%: uno de cada cuatro feminicidios íntimos pertenece a un subregistro de casos y no forman parte de las estadísticas de mujeres asesinadas por violencia de género

 

 

Los feminicidios íntimos suponen el 54% de los casos registrados en Catalunya entre 2010 y 2015. En 2015 este porcentaje baja al 36,84%. De ellos, uno es ignorado por la administración y no forma parte de las cifras oficiales (el 14,29%).

Entre 2010 y 2015, el porcentaje de feminicidios familiares con respecto al total llega casi a triplicarse en 2015: de un 11,36% llega al 31,58% con el registro de seis casos. Por su parte, los feminicidios no íntimos se reducen ligeramente en 2015 con respecto al porcentaje que refleja la serie histórica: del 13,64% al 10,53%. Porcentaje que coincide con el de asesinatos por robo, ya que se producen dos en 2015 que coinciden con la media desde 2015. Además, se registra un feminicidio infantil y un asesinato de mujeres por violencia económica, que representan el 5,26%, respectivamente.

Entre 2010 y 2015 se registraron además siete feminicidios por prostitución (5,3%), tres asesinatos de mujeres por violencia comunitaria (2,27%), dos feminicidios sin datos suficientes (1,52%) y un caso dudoso sin información suficiente (0,76%) que representan, en su conjunto, el 8,34% de los casos. 

 

Perfil de las víctimas: nacionalidad, edad y ocupación

 

 

El 36,84% de las asesinadas en 2015 eran extranjeras a pesar de que sólo representan el 11,9% de la población de Catalunya.

Las mujeres asesinadas en 2015 en Catalunya tenían, en su mayoría, nacionalidad española (un 63,16%, algo superior a la media desde 2010: 62,12%), aunque las mujeres de nacionalidad extranjera siguen sufriendo esta violencia machista extrema de forma desproporcionada a la población que suponen en Catalunya.

 

En 2015 las víctimas tenían una media de edad de 48 años, ligeramente superior a la media desde 2010 (47 años) y, en el 44,70% de los casos no se sabe su ocupación. El 23,48% de las víctimas entre 2010 y 2015 eran jubiladas, mientras que el 9,09% eran empleadas y el 5,3% prostitutas, entre otras ocupaciones. Entre 2010 y 2015, sólo el 3,03% de las víctimas era menor de edad.

 

En 2015, se desconoce la ocupación de diez de las víctimas (el 52,63%), a las que se suman diez jubiladas (21,05%), cuatro empleadas (10,53%), una prostituta, una menor y una desempleada (5,26%, respectivamente).

 

Entre 2010 y 2015, el 12,12% de las víctimas había presentado una denuncia previamente. En 2015, este porcentaje es del 5,26%.

 

Perfil del victimario: nacionalidad, edad y ocupación

Por su parte, el 25% de los victimarios era el marido de la víctima, mientras que el 13,64% corresponde a la pareja actual y el 3,79% al novio. En total, las parejas actuales de las víctimas suponen el 42,43% del total. A estos se suman seis exmaridos (4,55%), cuatro exnovios (3,03%) y tres ex parejas (2,27%) que suponen el 9,85%. Diez victimarios hijos de las víctimas suman un 7,58%, al que le siguen el amigo (4,55%), el desconocido y el cliente (3,03%, respectivamente). En 2015, el perfil más común entre los victimarios es el de hijo de la víctima en cinco de los casos (26,32%), al que se suman cuatro maridos (21,05%) y dos amigos (10,53%), Otros perfiles como padre, vecino, ex novio o hermano suman un caso cada uno, aportando hasta el 42,11% del total.

 

Uno de cada cuatro feminicidios registrados en 2015 fue perpetrado por el hijo de la víctima

 

Los victimarios registrados entre 2010 y 2015 eran de nacionalidad española en un 57,58% de los casos. No se sabe la nacionalidad del 7,57% de ellos, por lo que los extranjeros confirmados son un 34,85%. En 2015, los nacionales aumentan hasta el 68,42% de los casos, mientras que los extranjeros confirmados copan un 26,32%. La edad media en 2015 fue de 39,12 años, inferior a la media de la serie histórica (39,89 años).

Entre 2010 y 2015, los victimarios registrados tienen una ocupación desconocida en el 56,82% de los casos. Entre las conocidas, encabezan la lista nueve casos de jubilados (el 6,82%), ocho de desempleados (6,06%), siete de enfermeros (5,3%), siete de empleados (5,3%) y seis de directivos/empresarios(4,55%). La ocupación del victimario se desconoce en el 63,16% de los casos registrados en 2015. Además, se conocen tres victimarios directivos/empresarios (el 15,79%), a los que siguen dos indigentes (el 10,53%), un menor y un desempleado (5,26%, respectivamente). 

 

Escenario del crimen

 

De entre los escenarios del crimen más comunes entre 2010 y 2015, destacan la vivienda familiar en 48 casos (el 36,36%), la de la víctima en 18 (el 13,64%), la calle en 10 (el 7,58%) y el hospital en 9 casos (el 6,82%). En 2015, el porcentaje de escenarios del crimen situados en la vivienda familiar es del 36,84%, la de la víctima es del 15,79% y el hospital el 10,53%.

 

El 15,79% de las víctimas de 2015 fueron asesinadas a golpes (en tres casos), porcentaje que coincide con el número de tiroteos.

 

Entre los actos violentos más comunes, destacan los apuñalamientos o acuchillamientos, presentes en siete de los 19 casos de 2015 (el 36,84%). En la serie completa, se registran hasta 37 casos de víctimas apuñaladas o acuchilladas (el 28,03%), 19 golpeadas (14,39%) y siete intoxicadas (5,3%). Así, en 2015 el arma más común es el arma blanca (en el 31,58% de los casos). Los casos cuya arma fueron las manos, un cuchillo o una escopeta suponen un 10,53% del total, respectivamente. Entre 2010 y 2015 el arma más común es, sin embargo, el cuchillo, que aparece en 28 de los 132 casos (el 21,21%). Un 17,42% corresponde a armas blancas, mientras que las manos son usadas en el 15,15% de los casos.

 

 

Entre los motivos del victimario destacan la discusión, el único factor en hasta en 17 casos (el 12,88%) registrados entre 2010 y 2015. En 13 casos (el 9,85%), la víctima sufría maltrato habitual por parte del victimario y en el 5,3% fue el rechazo o la separación lo que motivó al autor.

 

Una de cada diez víctimas registradas entre 2010 y 2015 sufría maltrato habitual por parte del victimario.

 

En 2015, el 15,79% de los victimarios se vio motivado por un trastorno psiquiátrico, mientras que las discusiones o los celos en una situacion de violencia continuada suponen, respectivamente, un 10,53%.

 

 

Proceso judicial: datos de denuncias y medidas de protección en el marco de la Ley Orgánica 1/2004

Denuncias

Aunque el número de denuncias recibidas en el Estado español presentaba una tendencia a la baja hasta 2013, en 2014 y 2015 se produce un aumento del 1,48% y del 1,88%, respectivamente. De las denuncias presentadas en 2015, el 28,86% hacía referencia a una víctima de nacionalidad extranjera. En Catalunya, la cifra bajó en 2012 y 2013, para acabar situándose en 18.514 denuncias presentadas en 2015: el 72,69% en Barcelona, el 11,72% en Tarragona, el 10,71% en Girona y el 4,9% en Lleida.

En relación con la población, Lleida presenta 42 denuncias por cada 10.000 mujeres habitantes, lo que la sitúa como la provincia con menos denuncias en relación a la población. La segunda de la lista es Barcelona (47,6 denuncias), a la que sigue Girona con 52,7 denuncias por cada 10.000 mujeres y cierra la lista Tarragona con 54,6 denuncias.

También en 2014 y 2015 se producen dos tendencias diferentes en el número de renuncias presentadas. El número de mujeres españolas que renuncian al proceso iniciado por la denuncia es mayor estos años que los anteriores. En el caso de las mujeres extranjeras, esta cifra se reduce estos dos años. Así, en 2015, el 7,46% de las denuncias presentadas estaban seguidas por la renuncia de una mujer española, mientras que el 4,40% corresponde a las renuncias de extranjeras. Esto es, del total de renuncias presentadas, el 37,07% corre a cargo de una mujer de nacionalidad extranjera.

Medidas y órdenes de protección

La provincia con un mayor porcentaje de medidas de protección denegadas es Barcelona (un 62%), a la que siguen por este orden Girona (60,4%), Tarragona (46,07%) y Lleida (22,45%). Además, Barcelona tiene también el porcentaje más alto de las provincias catalanas suya resolución considera la orden de protección inadmitida (el 6,85%).

Condena

En 2015, Lleida fue la provincia con un mayor porcentaje de sentencias condenatorias (el 32,30%), con más del doble que Tarragona (13,48%) y muy por encima de Girona (8,29%) y Barcelona (4,23%). Al mismo tiempo, Lleida supone el porcentaje más bajo de sentencias absolutorias de Catalunya (un 2,14%), mientras que Barcelona tiene el más alto (3,45%).

Tarragona es la provincia con un mayor porcentaje de sobreseimientos provisionales (43,84%). Le sigue Barcelona con un 43,11% y cierran la tabla Lleida con 39,43% y Girona con un 39,12% de sobreseimientos provisionales.

Quebrantamiento

En 2015, el número de penas quebrantadas en Catalunya ascendió a 447, mientras que el quebrantamiento de las medidas de protección de la víctima sumó 743 casos (un total de 1190 quebrantamientos). De ellos, 751 se producen en Barcelona, mientras que 207 son en Girona, 130 en Tarragona y 102 en Lleida.

Esto, en función del número de delitos registrados en el marco de la violencia sobre la mujer, el número de penas quebrantadas es más alto en Lleida que ninguna otra provincia: se producen 5,85 quebrantamientos de medidas por cada cien delitos registrados. En esa misma medida, le siguen Girona y Tarragona con datos muy similares (2,93 y 2,43, respectivamente), que representan aproximadamente la mitad de los producidos en Lleida. Barcelona cierra la lista con 1,56 quebrantamientos de medidas por cada 100 delitos. También es la provincia con menos quebrantamientos de pena por cada cien delitos (2,87), a la que siguen Tarragona y Lleida (3,42 y 3,19, respectivamente). La provincia en la que se producen más quebrantamientos de pena es Girona: 6,47 por cada 100 delitos registrados.

 

 

Países: 

Artículos relacionados

Añadir nuevo comentario

Geo Feminicidio