Female Viagra is an undeniable hit of recent years. The treatment interferes with the main sexual functions of a woman, advancing the quality of a sexual intercourse. Sildenafil for women is widely available online, so you can get the remedy at moderate cost and with a full pack of up-to-date services. Read full: www.lady-era.net
Suscribirse a Sindicar
América Latina: crímenes de odio aumentan de manera alarmante en la última década

La violencia patriarcal en el continente es endémica. A las miles de víctimas por violencia de género se le suman cientos de personas LGTB que son asesinadas por su orientación o identidad sexual cada año. Se los conoce como crímenes de odio. Este 17 de mayo no queríamos dejar de visibilizar otra forma de barbarie normalizada y tolerada por sociedades y Estados homófobos y transfóbicos

Texto: Noemí García Cabezas / Diseño: Francisco Gatica – Feminicidio.net – 17/05/2012

España, Madrid – El 17 de mayo de 1990 la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud eliminó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales. En honor a esa fecha, desde 2005 cada 17 de mayo se celebra el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, a pesar de que la transexualidad aún es parte de los manuales de psiquiatría CIE-10 y DSM-IV, que la califica como un "trastorno de la identidad sexual".

Cuando alguien es asesinada por su orientación sexual y/o su identidad de género estamos frente a un crimen de odio. América Latina y España no se libran de la existencia de este tipo de crímenes, algo que además se ve influenciado por una visión cultural y religiosa profundamente machista.

Los defensores y defensoras de derechos humanos, especialmente de aquellos colectivos que están o han estado tradicionalmente excluidos de la sociedad (como los indígenas, los afrodescendientes y la comunidad LGTB) corren un peligro especial, según concluye Amnistía Internacional en su informe Estado actual de las violaciones de los Derechos humanos por causa de orientación sexual e identidad de género a nivel mundial (28 de junio de 2009).

AVANCES LEGISLATIVOS

Países como Argentina, Chile, Cuba, Ecuador, Panamá y Puerto Rico han despenalizado la homosexualidad. En Ecuador se han creado leyes para eliminar y sancionar la discriminación por orientación sexual. Puerto Rico ya cuenta también con una ley que tipifica, sanciona y castiga las agresiones motivadas por la homofobia, tales como los crímenes de odio. Argentina, Colombia, Costa Rica, México, Perú y Venezuela también han creado leyes para sancionar la discriminación por orientación sexual. Bolivia será el próximo país que incluirá una ley en este sentido, donde la Agrupación Trans Red Bolivia (TREBOL) ya presentó el pasado año un proyecto de ley de identidad de género.

Las uniones civiles entre homosexuales son aceptadas en Brasil (Estado de Río Grande do Sul), en México (DF y Estado de Coahuila), Ecuador, Colombia y Uruguay. En España el matrimonio homosexual fue legalizado en 2005, aunque se encuentra recurrido en el Tribunal Constitucional por el Partido Popular, actualmente en el gobierno. No obstante, el matrimonio homosexual es aceptado por el 66 % de la población.

En Argentina este mes de mayo se ha aprobado la Ley de Identidad de Género que permite a las personas transexuales, ya sean hombres o mujeres, cambiar sus datos en el DNI sin necesidad de someterse a intervenciones quirúrgicas. Los trámites serán gratuitos y no necesitarán de intermediación judicial alguna. La Asociación de Travestís, Transexuales y Transgéneros de la Argentina (ATTTA) celebró la ley junto con la Federación Argentina LGTB, ambas impulsoras del proyecto. Ambas instituciones incluso han lanzado una guía conjunta para medios de comunicación.

LAS CIFRAS: ASESINATOS A PERSONAS DEL COLECTIVO LGTB EN ALGUNOS PAÍSES DE LATINOAMÉRICA

Las preferencias sexuales que no se ajustan a los patrones tradicionales son condenadas en 80 países y en al menos 10 se castiga con pena de muerte. En Latinoamérica algunos Estados han adquirido el compromiso de proteger y garantizar los derechos humanos de las personas sin distinción de su orientación sexual a través de la resolución 2.435 de la Asamblea General de la ONU (entre ellos no están Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Panamá, Perú, Puerto Rico y República Dominicana) además de otras cuatro resoluciones de la OEA sobre Derechos Humanos, Orientación sexual e Identidad de Género, y la Declaración Conjunta del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para poner alto a los actos de violencia dirigidos contra estas personas.

El asesinato de Daniel Zamudio el pasado mes de marzo en Santiago de Chile permitió que se visibilizara este tipo de crímenes en los medios de comunicación y consecuentemente se trasladara a la opinión pública.

En Chile el 42% de los jóvenes homosexuales reconoce haber sufrido acoso de manera frecuente, según los datos difundidos por la organización Todo Mejora.

Según el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual de Chile la discriminación contra gays, lesbianas, bisexuales y transexuales creció en 2011 un 34%.

El asesinato de Zamudio llevó al Presidente, Sebastián Piñera, a tramitar con urgencia una ley que llevaba siete años paralizada en el Congreso para luchar contra la discriminación racial y la homofobia. Desde 2002 hasta la muerte de Zamudio se produjeron 18 crímenes de odio en Chile, según el MOVILH en su Informe Anual 2011.

Tan sólo en Perú entre los años 2006 y 2011, 259 personas fueron asesinadas por su orientación sexual e identidad de género. El pasado año, según el VI Reporte Anual de Derechos Humanos de las personas Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales en el Perú 2011 fueron asesinados en el país seis homosexuales y cuatro transexuales.

En México no se celebra el Día Internacional contra la Homofobia: en 2009 el presidente Felipe Calderón decidió que se celebraría el “Día de la Tolerancia y el Respeto a las Diferencias”. México es el país con mayores índices de crímenes de odio. Según el “Informe de crímenes de odio por homofobia (1995-2008)” realizado por la organización Letra S desde 1995 a 2008 se han producido en el país 628 crímenes de odio contra homosexuales, alcanzando su punto álgido en 2005 con 104 víctimas.

La Comisión de Estudios contra los Crímenes de Odio registra también una cifra similar: más de 620 crímenes de odio entre 1996 y 2009.

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) contabilizó 640 crímenes de odio entre 1995 y 2009.

La comunidad LGBTTTI (lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, transexuales, travestis e intersexuales) de México habla de más de 2.000 crímenes por homofobia en los últimos 20 años.

El caso más paradigmático de los últimos tiempos en México ocurrió hace un par de meses, con el asesinato de la activista transexual Agnes Torres: fue encontrada desnuda de cintura para abajo, pero la policía cerró el caso como un asesinato por robo. Sus compañeras de “Humana, nación trans”  aseguran que aunque hubiera sido robo, es agravado. Según dice Gloria Hazel Davenport, “por un claro perfil de transfobia”.

El Distrito Federal es el único de los 32 Estados de México en el que está permitido el matrimonio homosexual y se ha legalizado el cambio de sexo.

Brasil es el país latinoamericano con más crímenes de odio. El Grupo Gay da Bahía cifra en aproximadamente 250 crímenes de odio contra homosexuales en Brasil en 2010, lo que supone un aumento respecto a 2009 (198 asesinatos). A pesar de la trascendencia del asunto, no existen cifras oficiales de crímenes de odio y las instituciones que los documentan lo hacen tan sólo con fuentes hemerográficas o mediante denuncias directas de diferentes colectivos.

Según el director de GGB, Marcelo Cerqueira, se produjo un aumento de un 113 % en los crímenes contra homosexuales entre 2005 y 2010.

Según esta organización, las cifras van aumentando año tras año, contabilizando 3.196 crímenes de odio entre 1980 y 2009.  

Bahía, Paraná, Sao Paulo, Pernambuco, Minas Gearisy Alagoas son los Estados  con mayores tasas de homofobia en Brasil, según esta organización.

En Honduras están aumentando de forma alarmante los crímenes de odio. En abril ya había seis homosexuales asesinados mientras ejercían la prostitución.

Desde finales de 2010 hasta abril de este año habían asesinado a 34 homosexuales en Honduras, más del doble que en los cinco años anteriores juntos.

Según la comunidad LGTB hondureña en los últimos tres años se cometieron 75 crímenes de odio: fueron asesinados 35 transexuales, 35 hombres gais y cinco mujeres lesbianas.

En Uruguay desde principios de año ha habido cuatro asesinatos de transexuales, lo que provocó que incluso la ONU lanzara un comunicado condenando los asesinatos y solicitando al Estado la investigación de los hechos.

En Colombia en 2007 hubo 67 asesinatos a personas LGTB; en 2006 fueron 60. Entre 2008 y 2009 al menos 127 personas del colectivo LGTB fueron asesinadas, según un informe de Colombia Diversa. El informe concluye que 57 son hombres gay, 31 homosexuales, cuatro lesbianas y 35 transgénero; 46 de estos asesinatos fueron crímenes de odio.

En Bolivia 2009 y 2011 se registraron siete asesinatos de travestis que trabajaban ejerciendo la prostitución en las calles de Santa Cruz, Tarija y Beni. La mayoría de estos crímenes de odio no se han resuelto y ni siquiera fueron denunciados a la policía.

En España el primer caso de un crimen de odio que saltó a la opinión pública fue el de José Rescalvo Zafra, de 45 años, conocido como Sonia, ocurrido el 6 de octubre de 1991 en Barcelona. Seis Skinheads dieron tal paliza a Sonia que el cuerpo quedó completamente amoratado, hasta el punto de creer que la persona asesinada era negra. Los victimarios, que también apalearon a otra transexual y a un indigente al que dejaron ciego, fueron condenados a 333 años de cárcel, aunque cuatro de ellos ya están en libertad.

En España no hay estadísticas oficiales de crímenes de odio, y tan sólo hay un fiscal especializado en Barcelona. También los Mossos d’Esquadra contabilizan específicamente estas denuncias, que en 2010 fueron 179.

El último caso conocido es el de Astrid Carolina López Cruz, transexual y prostituta de 30 años, asesinada por uno de sus clientes y enterrada en cal viva en el patio de la casa de éste. Ocurrió el pasado octubre en Madrid.  

IN MEMORIAM

 

Tres casos que conmocionaron a la opinión pública en el 2012:

Abraham Torres Hernández, más conocida como Agnes Torres, era una activista política mexicana transgénero de 28 años. Fue encontrada muerta el pasado 10 de marzo en el barranco Xaxocuapatle, en la autopista Puebla – Atlixco. El cuerpo de Agnes estaba desnudo de cintura para abajo y había sido degollada con arma punzocortante. El movimiento LGTB confirma que fue la sexta víctima de crímenes de odio contra este colectivo en lo que iba de 2012 en el Estado de Puebla. Detuvieron a cuatro hombres por la muerte de la mujer, y un quinto, su novio Jorge Flores Zechinelli, que está prófugo. Los victimarios invitaron a Agnes a una fiesta. Al llegar taparon la boca a la activista, la ataron de pies y manos y la golpearon antes de abandonar su cuerpo ya sin vida. La Procuraduría del Estado cerró la investigación del caso asegurando que el asesinato fue por robo.

El joven chileno Daniel Zamudio tenía 24 años y era gay. Ya había recibido amenazas por su condición sexual y a la salida de la discoteca que frecuentaba en Santiago había grupos de neonazis que agredían a jóvenes homosexuales. El día 3 de marzo uno de esos grupos, compuesto por cuatro hombres, agredió a Daniel brutalmente: lo golpearon, le rompieron varios huesos, lo lapidaron, le quemaron con cigarros, le cortaron una oreja y le tatuaron con un cristal de botella la esvástica nazi en la espalda y el pecho. Tras tres semanas de agonía Daniel murió en medio de un gran revuelo mediático el día 20 de marzo. Murió a causa de una parada cardiorrespiratoria provocada por los daños cerebrales tras la paliza. Fueron detenidos cuatro jóvenes de entre 20 y 26 años, la mayoría con antecedentes por xenofobia y homofobia, entre otros. El fiscal les acusa de homicidio consumado.

Erick Martínez Ávila, defensor de los Derechos Humanos LGTB en Honduras y portavoz de Kukulcán, fue asesinado el pasado 5 de mayo, fecha en que su familia denunció su desaparición. Tenía 32 años, era periodista y activista del movimiento LGTB. Además era miembro del Partido Libertad y Refundación, brazo político del Frente Nacional de Resistencia Popular de Zelaya. Fue encontrado muerto en una alcantarilla, en una carretera entre Tegucigalpa y Olancho. Su cuerpo, no presentaba heridas pero sí golpes. La autopsia confirma que murió por asfixia, posiblemente estrangulado.

Mapa sobre la situación de los derechos LGTB en América Latina

Mapa sobre la situación de los derechos LGTB en América Latina

Países: 

Artículos relacionados

Añadir nuevo comentario

Geo Feminicidio

Female Viagra is an undeniable hit of recent years. The treatment interferes with the main sexual functions of a woman, advancing the quality of a sexual intercourse. Sildenafil for women is widely available online, so you can get the remedy at moderate cost and with a full pack of up-to-date services. Read full: www.lady-era.net