Suscribirse a Sindicar
124 Féminas víctimas de violación y asesinatos

En Nicaragua muchas mujeres se guardan golpes y lesiones por temor a ser víctimas fatales de una tradición machista que cunde en la región

Mª José Amador El Nuevo Diario – 24/11/2011

Nicaragua, Managua – Con las manos y pies quemados, además de múltiples lesiones en sus genitales y su pecho, resultó “María”, una joven de 22 años originaria del municipio de Waspam, Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, quien fue violada y salvajemente agredida por su novio, el cual ahora goza de libertad mientras ella se encuentra hospitalizada, con una delicada situación de salud producto de las quemaduras.

“María” expuso su queja ante la Comisaría de la Mujer de Waspam, ya que en ese municipio no opera la Fiscalía y mucho menos un médico forense. El único galeno que labora en la zona es un médico general que se encontraba de vacaciones en ese momento.

“El caso de “María” se repite a diario en varias de las comunidades de este municipio, por eso, para brindarle una atención médica y seguridad la trasladamos a Managua, donde ahora está siendo atendida por médicos capitalinos, ya que su agresor la acosaba en el centro asistencial en el que se encontraba”, afirmó Rose Cunningham, directora de  la organización de mujeres indígenas de Wangki Tangni y miembro de la Red de Mujeres contra la Violencia en esa región.

“María” no es la única víctima de la violencia machista en esta zona del país. Otra joven de la comunidad de Kururia  fue agredida brutalmente por su marido hasta el punto de perder su embarazo de seis meses. Asimismo, una señora de 79 años de la comunidad de Wasla fue asesinada por su marido de 84 años.

Al igual que estas tres mujeres, a diario muchas son víctimas de sus parejas o de desconocidos, quienes creen tener el derecho de violarlas o golpearlas, según Cunningham.

Este año,  a pocos días de celebrarse el Día internacional de Lucha Contra la Violencia hacia las Mujeres, se contabilizan al menos 124 mujeres víctimas de violación o asesinadas, de acuerdo con datos de la Comisaría de la Mujer en Waspam. El año pasado se reportaron 110 mujeres víctimas de esta pandemia.

“Creemos que podrían ser más de 124 casos porque son 114 comunidades en todo el municipio y hemos notado que hay más violencia en los últimos meses, pero no todas se atreven a denunciarlo”, afirmó Cunningham.

WASPAM SIN SEGURIDAD

En un comunicado emitido por varias organizaciones de mujeres con presencia en esta región, ellas denuncian que el municipio de Waspam no tiene condiciones para garantizar la seguridad de sus ciudadanas.

“Acá desde hace cinco años no tenemos Fiscalía, ni tenemos forense, el juez del distrito no conoce las leyes y las pocas que conoce las interpreta según sus propios criterios y la Policía Nacional no tiene una camioneta en condiciones funcionales; todos esos factores del sistema dificultan que las mujeres puedan ser respetadas”, cita el texto difundido por las organizaciones.

Otro de los factores que impide que las mujeres tengan acceso a la justicia es que los agresores, después de cometer el delito, huyen hacia Honduras por caminos que resultan intransitables en tiempos de lluvia. “La alcaldía no ha logrado repararlos y esto se convierte en una ventaja para los criminales”, sostuvo Cunningham.

Un tercer factor clave que agrava el comportamiento machista y violento de los hombres es el consumo de drogas.

 

MARCHAN EN MANAGUA

María Teresa Blandón, Directora del Programa Feminista La Corriente e integrante del Movimiento Feminista de Nicaragua, expresó que el caso de las mujeres víctimas de violencia en el municipio de Waspam es una consecuencia no sólo de la cultura machista sino de la cultura de la impunidad que se ha impuesto en el país, por la falta de compromiso y eficiencia de las instituciones del Estado, responsables de prevenir y sancionar este tipo de violencia.

Por ello, este viernes 25 de noviembre realizarán una marcha para exigir al gobierno y la sociedad un verdadero compromiso en la lucha contra la violencia de género que garantice a las mujeres una vida digna y segura.

“Estamos seguras de que hay muchísimos más casos de violencia, porque estos 124 que reportan las organizaciones de mujeres de Waspam, corresponden  a las mujeres que han interpuesto su denuncia, pero hay muchos más que aún callan por miedo, por falta de apoyo y de intervención estatal oportuna”, agregan.

Actualmente, “María” está siendo atendida en el Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, mientras el acusado aún goza de buena salud y de libertad.

Países: 

Artículos relacionados

Añadir nuevo comentario

Geo Feminicidio