Suscribirse a Sindicar
“La Casa Cuna de Vigo vendía bebés y yo fui una de ellos”

“¿Has visto esos viejos álbumes de familia en los que hay una foto por un lado y otra foto en el reverso? Entre dos fotografías me encontré una factura bien dobladita de más de 100.000 pesetas, del Hospital Municipal de Vigo, justo del día que nací”. Con 11 años, Noemí Lima Fernández se entera que es adoptada pero sus sospechas sobre la ilegalidad de la misma aparecen dos años después. A los 13 años se encuentra una factura de dos hojas, una, de carácter público, lleva el sello del Hospital Municipal de Vigo. La hoja sellada tiene los datos del personal médico que atendió a su madre biológica, entre todas las intervenciones suman 57.288 pesetas. En otra hoja, se incluye el “restablecimiento de la joven”, “ropas y viajes”, “taxis” y “teléfono” por lo que cobran 47.000 pesetas. Todo junto suma 104.288 pesetas, cifra que en la época actual equivaldría aproximadamente a 3.000 euros

 

Ana Viqueira - Feminicidio.net - 18/10/2012

Las religiosas Siervas de la Pasión tienen en España Casas Cuna en Barcelona, Valencia, Castellón y Vigo. De las cuatro, dos han sido demandadas. A principios de este año, 2012, la congregación es denunciada ante la Fiscalía de Valencia por colaborar en el robo de bebés mediante adopciones irregulares y por casos de coacción a madres menores de edad -21 años- en los años ochenta, obligadas a dar a sus bebés en adopción.

 

En junio, el abogado Enrique Vila, con el apoyo de 20 afectados, denuncia que desde esa misma Casa Cuna oculta información a las familias afectadas. El 9 de Octubre de 2011, día de Festividad de la Comunidad, el gobierno valenciano le concede la distinción de honor a la directora de la Casa Cuna denunciada, Sor Aurora Gallego, natural de Ourense, Galicia. En declaraciones de la alcaldesa Rita Barberá hechas a El País, premia a la religiosa por “los más de 45 años que esta ourensana lleva trabajando con cientos de mujeres” .

 

Este año, el 15 de octubre pasado, el Juzgado de Primera Instancia número 9 de Valencia responde ante la demanda presentada con la petición de que la Casa Cuna Santa Isabel de Valencia facilite el acceso a los archivos y documentos a todos los afectados.

 

 

feminicidio.net mujeres bebes robados memoria histórica

Fachada del antigüo Hospital Municipal de Vigo, actualmente Hospital Nicolás Peña

 

 

UN ACCIDENTE DE TRÁFICO DESENCADENA SU ADOPCIÓN

En la Casa Cuna de Vigo, Galicia, también se niegan a facilitar información a los afectados pese a la existencia de documentación que apunta a adopciones irregulares con posibilidad de robo.

 

Noemí Lima Fernández nació el jueves 24 de septiembre de 1987 en el Hospital Municipal de Vigo, según el Registro Civil y el cuestionario de nacimiento en donde la matrona escribe que conoce la identidad de la madre. Dos días después sus padres adoptivos la recogen del propio hospital.

 

Sin embargo, los papeles que formalizan la adopción señalan que ese mismo día, jueves 24, Noemí “ingresó en la Casa Cuna de las Siervas de la Pasión de Vigo, siendo entregada por una mujer oculta que no reveló datos de filiación” y que es en este centro donde la recogen.Uno de los dos documentos no dice la verdad. Las incongruencias del papeleo, una factura sellada por el Hospital Municipal de Vigo y la repetición del nombre de la Casa Cuna en los documentos hacen que Noemí tenga argumentos para sospechar que “en este centro comerciaban con bebés entre los que estaba yo”.

 

Tampoco puede quitarse de la cabeza que exista la posibilidad de haber sido una niña robada. “Tú me compraste. En el Hospital Municipal nunca se pagó, si nací en el Hospital Municipal de Vigo y tienes una factura, es que tú me compraste. Se lo dije de este modo a mi madre adoptiva, me salió así.”

 

La familia adoptiva de Noemí comienza con una historia de dos hermanas casadas con dos hermanos. Pero todo cambia cuando un accidente de tráfico causa la muerte de su tío, su tía y su prima. También muere la hija de sus padres adoptivos. Al día siguiente de la tragedia deciden adoptar. “Unos amigos les recomendaron el centro de las monjas de Teis (Casa Cuna Santa Isabel de Vigo) porque en mayo ellos habían adoptado a una niña allí”.

 

Dolores, la madre adoptiva de Noemí, avisó a la Casa Cuna que haría un viaje a Valencia. La monja del centro le pidió que no se fuese porque una joven estaba a punto de dar a luz. “Pero se fue igual”, cuenta Noemí. A la semana siguiente, el jueves 24 de septiembre, recibieron la llamada, la Casa Cuna le avisó que acababa de nacer una niña. “Entre que prepararon las cosas y el viaje, llegaron de Valencia el viernes a la noche y el sábado 26 por la mañana ya me fueron a buscar al Hospital Municipal de Vigo”.

 

- Tus documentos de adopción demuestran las irregularidades.

- No pudo haber pasado todo eso el día que nací. ¡No sé cómo mi madre me podía estar pariendo en un sitio y entregándome en otro a la misma vez! Además, la matrona, en el Cuestionario de Nacimiento al Registro Civil escribe: “Dª Desconocida cuya identidad conozco y considero comprobado el nacimiento por mi asistencia al parto” y lo firma a 25 de septiembre de 1987 que es otra prueba de que ese día yo seguía en el hospital y no fui entregada en la Casa Cuna por nadie.

 

- ¿En qué momento empiezas a investigar?

- Cuando fui mayor de edad. Yo antes preguntaba pero me decían muy pocas cosas. Mi madre adoptiva tampoco sabía todo esto. Cuando vio los papeles pensé que le daba un síncope. Decía: “¡Pero si yo te recogí directamente del hospital!”.

 

- Mi madre me acompañó a ver a la monja para saber quién era mi madre biológica. Ella se tenía que acordar de mi madre la adoptiva, por el dato de que se le había muerto toda la familia pero en ese momento dijo que no, no se acordaba. Y, tan pronto me alejé un poco, le soltó a mi madre: “Dolores, lo que tu hija me pide no te lo puedo decir”.

 

- ¿Y volviste a ver a la monja?

- Sí, la vi fue hace dos años y medio, cuando me dijo que volviese con una orden judicial. Le respondí que se la llevaría y en eso estoy.

 

 

PIDE QUE LA CASA CUNA NO OBSTACULICE SU INVESTIGACIÓN

 

- ¿Cuándo reúnes toda la documentación?

- Hace poco, fue este año. Cuando tuve 18 años yo contaba con que la adopción fuese irregular pero no esto. Le dije a mi abogado que pidiese el expediente de mi adopción en el juzgado porque tenía derecho a saber quién era mi madre y me dijeron que no existía.

 

- ¿Cómo lo consigues?

- Pedí la hoja del registro civil, en el que constaba el número del expediente, lo solicité dando el número y entonces sí apareció. Pero perdí mucho tiempo reuniendo dinero para el tomo del notario. Pensé que iban a ser más de cien euros y al final fue muy poco. Después en unos quince días ya lo tenía todo.

 

- Antes de tener estos papeles, ¿qué pensabas?

- De todo. Que me había dejado abandonada, que no me podía mantener, que era menor de edad, que no tenía medios, que abusaron de ella… De todo. Pero viendo las incongruencias de mi documentación, pienso más cosas. Puede que mi madre haya estado todo este tiempo llorando mi muerte. Son cosas que se te pasan por la cabeza. ¿Y si me la he cruzado por la calle? Debe tener 40 y pico años. ¿Y si ya la conozco?

 

- Toda esta incertidumbre, ¿te hace sentir que te han quitado algo de tu vida?

- Me han quitado la vida entera. Tengo un problema de piel, me han dicho que le pasa a gente nerviosa y que normalmente es hereditario. Mi hija me sale con dermatitis atópica nerviosa. Y no tengo a quién preguntarle. Soy hiperactiva desde pequeña, quiero saber a quién me parezco, a quién no. Poder decirle a mi madre que tiene tres nietas preciosas. Ya que no me ha podido ver crecer a mí, que las pueda ver a ellas.

 

feminicidio.net mujeres bebes robados memoria histórica

Factura de gastos entregada por el hospital

 

Noemí se queja de todas las trabas institucionales. Solicita que la Casa Cuna Santa Isabel de Vigo facilite el acceso a su documentación a todos los niños y niñas adoptados en el centro y así, poder saber quiénes son sus madres, un derecho amparado en la Constitución. También pide que se haga una mayor difusión de los casos de robo de bebés y de adopciones ilegales porque “hay personas mayores afectadas que no saben meterse en Internet, que no conocen las asociaciones, no saben que en Galicia está SOS Bebes Robados y que te pueden ayudar”. Y por último pide apoyo: “Que la sociedad haga presión social”. “Que quede claro, si tengo que montar una huelga de hambre, yo, Noemí Lima Fernández, la monto. “

Países: 

Artículos relacionados

Añadir nuevo comentario

Geo Feminicidio